Archivo del sitio

Pasos

Las nubes de la montaña

En un lugar en oriente, había una montaña muy alta y con su sombra tapaba la aldea. Y por ello los niños crecían raquíticos. Y una vez un viejo, el más viejo de todos, se va con una de esas cucharitas chinas de porcelana y sale de la aldea.

Y le dicen los otros:

-Adonde vas viejito.

-Voy a la montaña.

-Y a que vas.

-Voy a mover la montaña.

-Y con que las vas a mover.

-Con esta cucharita.

-Jajaja, Nunca podrás.

-Si, nunca podré, pero alguien tiene que comenzar a hacerlo.
Fuente: La cucharita de porcelana en Planeta Cuentos

Esta pequeña enseñanza me quedó profundamente grabada en la memoria cuando escuché por primera vez esta conferencia del genial Alejandro Jodorowsky.

El primer paso

El esfuerzo de una persona durante toda una vida no servirá para cambiar nuestro mundo, pero alguien debe tomar la responsabilidad de dar el primer paso hacia adelante para empezar a hacerlo. Sin esa valentía, sin esa capacidad emprendedora, nuestro mundo no avanzaría lo suficiente.

Un viaje de mil millas comienza con el primer paso. (Lao-Tsé)

La perseverancia en los pasos

Además de iniciar el cambio, debemos perseverar en tal cambio, hasta conseguir recorrer todo el camino, o parte de él. Si el viaje nos sobrepasara, una vez acabado nuestro recorrido, alguien tomaría nuestro relevo.

Por tanto, no tengo la menor duda de que si todas las personas del pueblo, durante cada día de sus vidas, se dedican a excavar la montaña con su cucharita, un día (quizás después de varias generaciones) la montaña habrá desaparecido por completo.

El primer paso fue el inicio, pero hizo falta la tenacidad de innumerables más, uno después de otro, para conseguir finalizar aquella gran obra.

Las grandes obras son hechas no con la fuerza, sino con la perseverancia. (Samuel Johnson)

votar

Nicanor Parra: el antipoeta

Nicanor Parra: el hombre imaginario

Nicanor Parra: el hombre imaginario

El hombre imaginario
vive en una mansion imaginaria
rodeada de arboles imaginarios
a la orilla de un rio imaginario

De los muros que son imaginarios
penden antiguos cuadros imaginarios
irreparables grietas imaginarias
que representan hechos imaginarios
ocurridos en mundos imaginarios
en lugares y tiempos imaginarios

Todas las tardes tardes imaginarias
sube las escaleras imaginarias
y se asoma al balcon imaginario
a mirar el paisaje imaginario
que consiste en un valle imaginario
circundado de cerros imaginarios

Sombras imaginarias
vienen por el camino imaginario
entonando canciones imaginarias
a la muerte del sol imaginario

Y en las noches de luna imaginaria
sueña con la mujer imaginaria
que le brindo su amor imaginario
vuelve a sentir ese mismo dolor
ese mismo placer imaginario
y vuelve a palpitar
el corazón del hombre imaginario

Antipoema El hombre imaginario (Nicanor Parra)

Las casualidades de la vida

Parranda larga de Nicanor Parra

Parranda larga

Nicanor Parra llega a mi vida por una serie de casualidades acentuadas, de aquellas que, secuela tras secuela, te hacen centrar la atención reiteradamente en algo o alguien.

La primera reseña suya me llega a través de un autor al que adoro (Alejandro Jodorowsky) el cual, a su vez, adora a Nicanor. Por tanto, es en un libro de Jodorowsky donde empiezo a notar las primeras cosquillas que producen las letras de Nicanor.

Posteriormente, descubro el día de mi aniversario que le han otorgado (que no entregado) el premio Cervantes.

Varios meses más tarde, en el dia internacional del libro, mientras hago cola en una sucursal bancaria, fijando mi atención en un diario que alguien ha dejado abierto en cierta (y casual) página, me entero que ese mismo día le hacen entrega del premio Cervantes.

Más tarde, y puesto que se trata del día de Sant Jordi, me acerco a mi librería de confianza en Barcelona para auto-regalarme unos cuantos libros. Tengo suerte y encuentro todo lo que busco.

Mientras me encuentro en una de las colas, listo para pagar, oigo que una señora dice (más bien grita) a su marido que la otra cola es menos larga y que haga el favor de encolarse donde toca. Me doy por aludido y, aunque no suelo hacerlo, me cambio de cola junto a la pareja, comprobando y agradeciendo que la señora en cuestión estaba en lo cierto.

Mientras avanzo lentamente en la nueva cola, voy hojeando algunos de los libros que se encuentran en los estantes adjuntos… ¡Anda, Parranda Larga de Nicanor Parra! lo cojo y lo hojeo, las hojas vuelan, una cae ante mis ojos… “El hombre imaginario”… leo con atención… ya he decidido que un día es un día y que voy a sumarlo a la cesta de mi compra.

La vida, mi vida, funciona así: por casualidades.

Yo de mayor quiero ser antipoeta

Nicanor Parra

Nicanor Parra

Nicanor Parra es uno de aquellos hombres que valora el Arte de la Ciencia y la Ciencia del Arte. Licenciado en Ciencias Exactas y Físicas, sabe que todo espíritu científico lleva en su interior un poeta, o incluso mejor: un antipoeta. Ya se ha creado la etiqueta. Todo genio debe crear una y, a ser posible, asignársela.

El antipoeta es un catalizador de la antipoesía, alguien que sabe invocar los espíritus contrarios a la corriente preponderante.

El antipoeta está ahí para que el árbol no crezca torcido. El antipoeta no cumple su palabra si no que cambia los nombres de las cosas. El antipoeta, como todo antipoeta que se estime a sí mismo, debe tener su propio diccionario.

Yo de mayor quiero derruir y construir mi corazón. Ningún techo, ningún suelo, tan sólo puertas y ventanas… Yo de mayor quiero ser antipoeta.

El poeta es un hombre como todos, un albañil que construye su muro: un constructor de puertas y ventanas. (Nicanor Parra)

A lo más que se puede aspirar / Es a dejar dos o tres frases en órbita / Que yo sepa don Mario dejó al menos una: / La muerte y otras sorpresas // ¡Señor mío, la frasecita!
(Dedicado a la muerte de Mario Benedetti, Nicanor Parra)

votar

What the bleep do we know: claves para el enigma cuántico

Últimamente, diríamos que de forma curiosa, se van alineando en mi vida una serie de circunstancias (evidentemente moldeadas por un interés subyacente) que apuntan en una misma dirección: la física cuántica y sus trascendentes implicaciones a todos los niveles.

Según Alejandro Jodorowsky, diríamos que la realidad ha comenzado su extraña danza a mi alrededor. Pero nada es casual: el coreógrafo de esa danza no es un destino ajeno, sino una consciencia propia que se manifiesta como precursora/creadora de mi destino.

Y el resultado palpable de ese alineamiento confluye en este film-documental: What the bleep do we know!? donde el bleep (léase pitido) es una incógnita de fácil resolución (independientemente de la lengua) ¿Que **** sabemos con certeza respecto a nuestro destino? La respuesta es contundente: nada. Pero ese nada abre un abanico con todas las posibilidades/probabilidades.

El poder de la probabilidad: la física cuántica

El mundo cuántico

El mundo cuántico

La física cuántica es sobre todo una disciplina sobre probabilidades. Una disciplina que nos dice que a nivel subatómico todas las (posiblemente infinitas) opciones son factibles, incluso aquellas que irían en contra del sentido más común. Como que una partícula se encuentre en dos posiciones distintas al mismo tiempo. Dentro de ese amplio abanico, al parecer, nuestro pensamiento (como observador de la realidad) puede tener un factor determinante. Algo que no escapa a cierta intuición. Pero quizás, lo que sí se escapa es el verdadero potencial detrás de esa noción.

En la física clásica, la probabilidad se considera como una medida de la ignorancia del sujeto, por falta de información, sobre algunas propiedades del sistema sometido a estudio. Podríamos hablar, entonces, de un valor subjetivo de la probabilidad. Pero en la física cuántica la probabilidad posee un valor objetivo esencial, y no se halla supeditada al estado de conocimiento del sujeto, sino que, en cierto modo, lo determina.

En este film, se ponen sobre la mesa sugerentes implicaciones derivadas de estas irrebatibles verdades de la teoría cuántica. El hecho de que una onda/partícula se encuentre al mismo tiempo en un conjunto de estados posibles se denomina superposición cuántica. Ese conjunto de estados posibles colapsa en un estado concreto (en nuestra linea temporal) cuando es examinado por un observador. Y nuestro pensamiento (o consciencia) podría estar jugando el papel de ese observador. El famoso gato de Schrödinger es un experimento mental ideado para exponer este principio.

Las implicaciones de todo ello alcanzan una trascendencia extraordinaria: nuestro pensamiento (o consciencia), hasta ahora contemplado como un elemento pasivo, podría estar teniendo un papel activo en la configuración de la realidad de la linea temporal en la que nos encontramos.

A cada momento se abren infinitas lineas temporales (tantas como las infinitas probabilidades de la superposición cuántica), pero nosotros mismos estamos determinando (colapsando) una a cada instante. Maravilloso: somos los libres y constantes creadores de nuestro destino. Pero además lo somos de una forma activa y dinámica.

El poder de nuestro cerebro

El misterio cuántico en nuestro cerebro

El misterio cuántico en nuestro cerebro

Este film se divide en tres bloques temáticos. El primero, como ya hemos visto, considera principalmente las poderosas implicaciones de la física cuántica. El segundo trata de la conexión mente-cuerpo, centrándose en nuestro órgano más prodigioso: el cerebro. Este bloque está basado en diferentes áreas de la neurociencia y de la biología, tanto celular como molecular.

Todos tenemos una cierta intuición de que pensamientos negativos podrían estar afectando nuestro propio cuerpo de una forma negativa (enfermedades, adicciones…). En cambio, pensamientos positivos lo harían de forma positiva. Pero ¿por qué limitar el ámbito de acción de nuestra mente a las fronteras marcadas por nuestro cuerpo? Esto es lo que se muestra con el pasaje que abre este bloque: los mensajes del agua.

A continuación se muestra, a través de distintos y esclarecedores ejemplos, como el cerebro dicta los mensajes y las ordenes que nuestro cuerpo seguirá de forma sumisa. Si el dictado es bueno, perfecto. Pero si es malo, tendremos que ponerle remedio con la máxima urgencia.

Un conjunto de pensamientos repetidos a diario (tanto buenos como malos) marcarán drásticamente una tendencia cada día más profunda y más difícil de cambiar. En este otro artículo ya traté en profundidad tanto la naturaleza como el increíble poder de nuestro cerebro.

La conclusión final y más importante de este bloque es que la influencia del cerebro no se limita a la realidad interior (es decir, la del propio cuerpo) sino que abarcaría, al igual que en el caso de la física cuántica, la realidad exterior.

¿Otra versión de la ley de la atracción?

Pensamientos positivos atraen circunstancias positivas a nuestra vida. En cambio, pensamientos negativos atraen circunstancias negativas. ¿Os suena la sentencia previa? Probablemente sí.

Es la premisa sobre la que se basa un conjunto de reflexiones plasmadas en los medios bajo un novedoso (y exitoso a nivel de ventas) paradigma: El secreto, la ley de la atracción… Todos hemos experimentado alguna vez vivencias que parecen confirmar la hipótesis anterior.

Cuando atraemos algo ¿lo hacemos pasiva o activamente? Este film nos muestra que nuestra mente, además de activa, es totalmente responsable de nuestro destino. Quizás tanta responsabilidad nos aterre, pero no podemos evitarla. Y menos, cuando se trata de nuestra propia ventura.

El poder de la unidad

En aras de la unidad

En aras de la unidad

El tercer bloque trata sobre la unidad y la forma más común de denominarla: Dios. Yo siempre he preferido identificar a Dios, un termino que en ocasiones crea discordancia, como una consciencia universal y unitaria. Así lo despojo de cualquier camiseta impuesta por la mayoría de las religiones imperantes. Las camisetas, como en el caso de los equipos de fútbol, suelen tener asociado cierto fanatismo del cual sería preciso escapar. Las ideas sobre Dios expuestas en el film siguen esta misma dirección.

Otra vez la física cuántica empuja en el mismo sentido de unidad universal. El concepto de entrelazamiento (o enmarañamiento) cuántico nos plantea un panorama en el cual parece dibujarse una sutil relación entre partículas elementales situadas incluso en los puntos más remotos del universo. La famosa limitación de Einstein relativa a la velocidad de la luz, sólo afecta a la transmisión de señales, no a este extraño y fascinante vínculo subyacente.

La mente, cuando se ha entrenado correctamente, también tiende a alcanzar una profunda comprensión del concepto de unidad. Grandes referentes de la sabiduría humana (entre ellos, Buda, Jesucristo…) nos han señalado que éste sería el camino para el despertar de un cierto estado de consciencia superior. Siempre necesitaremos luz en el camino para no perdernos.

Conclusión

Esta película, tal como he apuntado en un inicio, aglutina (grata y sorprendentemente) varias nociones que comparto de una forma intuitiva y profunda. Remarco que tan solo la intuición puede abrazar los planteamientos más drásticos de este film. No habría lugar para la razón, por ahora. El futuro, con probabilidad, disipará dudas.

Aun así, revisando el Curriculum Vitae de los científicos y pensadores que libremente opinan en este film-documental, verifico que no soy el único que siente esa intuición como algo mucho más factible y ponderable que la realidad objetiva que nos rodea.

What the bleep do we know!?

What the bleep do we know!?

La vida es una escuela de probabilidad. (Walter Bagehot)

Xavi Masdeu: cuando se te ha pasado el arroz

Arròs Covat

Arròs Covat

La serie de televisión original

La serie de la televisión pública Catalana Arros Covat (Arroz pasado en castellano) ha sido un verdadero éxito de audiencia en Catalunya. Y no es difícil entender porqué: una obra original y divertida que retrata con sarcasmo a un personaje en la crisis de los treinta. El escenario de fondo es Barcelona, ciudad patrimonio de los modernos, del diseño y, como no, de los diseñadores y creadores de Cómic.

Juanjo Sáez, el autor

El creador de esta serie es el también Barcelonés Juanjo Sáez, reconocido autor de Cómics que habla y escribe en castellano pero que se siente tan Catalán como el que más. La serie de TV está basada en sus storyboards, los cuales fueron concebidos para ser aprovechados prácticamente en su integridad para la edición en forma de Cómic convencional. Después de devorar en su totalidad la serie animada, también decidí leer la novela gráfica para rememorar las tribulaciones de su personaje principal: Xavi Masdeu.

A destacar como Juanjo, en el prólogo del Cómic, arremete sutilmente contra el proceso de producción de la serie animada, del cual se sintió cada vez más apartado tal como avanzaban los capítulos. Por otra parte, tal como digieres la obra te vas dando cuenta de que en ella existe un cierto tono autobiográfico.

Xavi Masdeu y el estado del arroz

Xavi Masdeu

Xavi Masdeu

Xavi Masdeu es un personaje repleto de sentimientos complejos donde destacaremos una cierta inmadurez propia de aquellos que sufren un ligero síndrome de Peter Pan y una excesiva negatividad que le hace contemplar el mundo como una sucesión de acontecimientos en su contra. Aun así es un buen chico, responsable, amigo de sus amigos y que adora a su tía, la cual es como una madre para él.

Pero Xavi acaba de atravesar la barrera (psicológica) de los treinta y tiene una ligera sensación de que el arroz se le está pasando. Ya se sabe que cuando se sobrepasa el tiempo adecuado de cocción del arroz, éste pierde sus excelentes cualidades gustativas.

Está perdiendo su juventud y se pregunta, como todos hemos hecho alguna vez, si es realmente feliz. Las reflexiones profundas pueden llegar a ser peligrosas. El relato comienza en esta coyuntura. El estudio gráfico de Xavi acaba de recibir un premio por su trabajo y parece que la vida le sonríe en toda su plenitud. Pero los reflexivos pensamientos de nuestro protagonista parecen estar a punto de desencadenar una espiral descendiente de acontecimientos.

Xavi Masdeu, el Tarot y la Danza de la Realidad

La Torre

La Torre

No en vano el propio apellido de Xavi ya indica su destino. El apellido catalán Masdeu significa en castellano Casa de Dios. Este nombre corresponde al arcano XVI del Tarot: la Torre. Creo que aquí el autor nos hace un guiño (¿es así, Juanjo?) que marcará el rumbo del relato.

Este arcano del Tarot revela claramente que un supuesto azar pondrá a prueba a Xavi desmoronando poco a poco todos los valores en los que se ha basado y asentado su vida. De esta forma, tal como avanza el relato vemos como va perdiendo, aparte de su juventud, primero su novia, después sus amigos, más tarde su trabajo y por último (y más grave) la vida de su apreciada tía.

Lo que no sabe Xavi, es que todos esos acontecimientos no aparecen en su existencia por casualidad, sino para hacerle ver que la vida es un constante ciclo de deconstrucción y reconstrucción. La Torre que representa nuestros obsoletos valores debe ser destruida para recrear una nueva sobre valores más estables y firmes. Así es la vida: un ciclo de aprendizaje y crecimiento.

Al parecer, Juanjo Sáez, también ha disfrutado de la sabiduría de un libro de Alejandro Jodorowsky titulado La Danza de la Realidad. Es uno de esos libros que cuando entran en tu vida, quieres compartirlo con todo el mundo. Y el autor lo comparte a través de algunas referencias en esta obra, algunas muy evidentes, otras más sutiles.

Xavi Masdeu y Jodorowsky

Xavi Masdeu y Jodorowsky

En esta novela autobiográfica de Jodorowsky se explica lo que es la danza de la realidad. En ciertas ocasiones de tu vida puedes llegar a apreciar como si la realidad danzara a tu alrededor. Parece como si, de repente, una serie de acontecimientos, en apariencia fruto del azar, se alineen en tu existencia para producir un efecto deseado o indeseado. Este efecto suele ser el resultado de una causalidad oculta que es muy difícil de percibir por tu consciencia. Con una atención despierta y el tiempo, puedes llegar a interpretar aquellas situaciones de forma correcta.

En este caso, Xavi Masdeu parece que, aun habiendo leido el mencionado libro, todavía no es capaz de interpretar esa misteriosa danza. Pero no dudo que acabará haciéndolo. Quizás entonces perciba alguna pista sobre como comenzar su propio proceso de reconstrucción.

Xavi Masdeu ¿mi alter ego?

Arròs Covat i Manuel Gutiérrez Mellado

Arròs Covat i Manuel Gutiérrez Mellado

Fue al leer esta página con más atención cuando sentí un escalofrío en mi espina dorsal. En ese preciso instante la realidad estaba bailando a mi alrededor. Parecía como si Manuel Gutiérrez Mellado, apareciendo sobre una paella de arroz, me estuviera hablando a mí.

En realidad, yo también he ido perdiendo mi pareja, mis amigos, mi trabajo, la poca juventud que me restaba… y no se si también mi libertad (espero que no, eso es lo único que nunca se debe perder: es la base para toda reconstrucción). Para acabar de adobarlo, al igual que Xavi Masdeu al final del relato, también perdí a un ser querido, acontecimiento que empezó a desmoronar la Torre de mis valores.

Entonces empecé a repasar mentalmente el Cómic que tenía entre mis manos y sorprendentemente comprobé que allí habían demasiadas casualidades:

1. Mi nombre también es Xavi.
2. El arcano del Tarot que corresponde a mi nombre más apellido también es la Casa de Dios.
3. A los treinta años, sin duda, también era tan inmaduro como mi alter ego en papel. Ahora, con alguna década de más, tan solo puedo alardear de una madurez supuestamente(?) algo mayor. Por otra parte, aun estoy en el proceso de limpiar una negatividad que en el pasado estuvo demasiado enquistada en mi interior.
4. Mi lista de perdidas y roturas, tal como he apuntado anteriormente, es también demasiado similar a la de Xavi Masdeu.
5. El primer concierto de mi vida (yo también tuve un corazoncito heavy) fue el de Iron Maiden en Barcelona.
6. Notoriamente, si hay una película que me ha impactado profundamente, ésta sería Eternal Sunshine of the spotless mind (Olvidate de mi) tal como también le sucede en un momento del relato a Xavi Masdeu.
7. Uno de los libros que más ha sacudido mi consciencia también ha sido La Danza de la Realidad. Siempre que puedo, le hago publicidad ante mis conocidos.
8. Joy Division y su primer album Unknown Pleasures, con el excepcional diseño de portada de Peter Saville, también representó uno de los puntos de inflexión en mi cultura musical.
9. Sospechosamente, en mi iPod también existen demasiadas coincidencias con sus gustos musicales: Lou Reed, The Cure, Depeche Mode, Joe Crepúsculo
10. Y por último, la canción de Jaume Sisa, la maravillosa Qualsevol nit pot sortir el sol, tambíen me ha hecho derramar más de una lágrima interior.

Como apuntaba anteriormente, demasiadas casualidades. Aun no he acabado de comprender en su totalidad la vasta y profunda enseñanza detrás de esta gran obra… pero estoy en ello. Continuaré siguiendo la pista de mi alter ego en papel: Xavi Masdeu.

No existe la casualidad, y lo que se nos presenta como azar surge de las fuentes más profundas. (Friedrich Schiller)

Enlaces:

votar

A %d blogueros les gusta esto: