Archivo del sitio

Quantic love: resolviendo la ecuación del amor

Quantic Love

Quantic Love

Mientras la azafata daba unas indicaciones de seguridad a las que nadie atendía, en mi interior volví a escuchar la voz suave y serena de mi padre:

—Mantén los ojos bien abiertos, Laila. Vas a vivir una experiencia única en el centro de investigación más importante de Europa. Pon tus manos a trabajar en esa cafetería, pero con tu mirada lejos en el horizonte.

—Papá, que solo me voy tres meses… —había protestado.

Luego le había dado un cálido abrazo. Sabía exactamente qué venía a continuación. Me repetía aquella fábula oriental desde que yo había cumplido los catorce. Y de eso hacía ya cuatro años…

—¿Recuerdas la historia del cazador que encontró Shambhala mientras perseguía un ciervo? Al ver que se habían abierto las puertas del paraíso tibetano, el guardián le invitó a pasar, pero el cazador quiso volver a buscar a su familia. Cuando regresó, la montaña se había cerrado, pues las puertas de Shambhala se abren una sola vez en la vida para cada uno. Cada oportunidad es única, Laila, y si no la aprovechas, te sucederá como al cazador, que tuvo que seguir persiguiendo ciervos el resto de su existencia.
Extracto del primer capítulo de Quantic Love (Sonia Fernández-Vidal)

El libro

Ya conocía a la autora de esta novela, Sonia Fernández-Vidal, a través de su primera obra: La puerta de los tres cerrojos. Aquel primer contacto me dejó huella, me gustó, aunque solo se tratara de una novela de divulgación científica para jovencitos. Y lo hizo porque explicaba asuntos de los cuales mi intuición estaba (y continua estando) sedienta.

Así que cuando apareció su segunda novela, Quantic Love, no lo dudé mucho. Me descargué el primer capítulo que ponía a nuestra disposición la editorial y lo devoré en un santiamén. Me enganchó… Me quedó especialmente grabado en la memoria el texto reproducido más arriba. La referencia a las puertas de Shambhala aparece en el primer capítulo y en el último. Cierra un circulo… y ya se sabe que todos los círculos suelen ser perfectos.

Mientras que su primer libro era mucho más divulgativo (estaba más clara la edad de la audiencia) este segundo roza los aspectos de la física cuántica de una forma mucho más colateral. En ese sentido, me sentí algo decepcionado. Quizás esperaba mucho más alimento para mi intuición cuántica.

En cambio, la autora ha ganado en capacidad narrativa. En mantener la atención a través de un relato que se lee con facilidad. No espereis letras brillantes ni poesía de aquella que quita el hipo, pues no la encontrareis aquí. Pero si os gustan los relatos sencillos y enternecedores, éste es vuestro libro.

La ecuación del amor

Quantic Love

La ecuación del amor

Por otro lado, esta novela, en su portada, promete resolver la eterna ecuación del amor. Supongo que ponerlo en la portada del libro (espectacular estrategia de marketing…) fue idea de algún clarividente empleado de la editorial.

Aun así, después de acabar de leer la novela, reconozco que me dio alguna pista sobre la resolución de la ecuación. Pero quizás no la ecuación del amor, si no más bien la ecuación del enamoramiento, una ligeramente diferente. Porque todos sabemos(?) que existe una ligera diferencia entre el enamoramiento y el amor ¿o no?

Puede existir enamoramiento y después amor… enamoramiento y después falta de amor, incluso amor sin enamoramiento. La opción que no se contemplaría sería la de falta de amor sin enamoramiento… aunque de todo hay en los campos de nuestro Señor.

El enamoramiento es un estado en el cual nuestro cuerpo sufre un colapso químico. Nuestro sistema endocrino y sus glándulas comienzan a funcionar desbocadas para fijar nuestra atención y precipitarnos sobre el ser que nos ha enamorado. Los angloparlantes han sabido definirlo mejor: falling in love (caer en el amor). Se nota que son gente más pragmática que nosotros, que lo hemos puesto todo en el mismo saco.

Y este libro sí que ayuda a comprender ligeramente los extraños vericuetos del enamoramiento. El enamoramiento es como una caída, una vertical, sin fin. Una caída en la cual, si somos afortunados, una de las fuerzas más débiles y poderosas del universo, la gravitatoria, nos colocará en órbita alrededor de cierto cuerpo celestial, sin entender ni siquiera muy bien porqué.

Por tanto, si tenemos algo de suerte y se alinean todas las circunstancias, aquel otro cuerpo celestial se mantendrá ligado a nosotros de la misma forma. Se formará un sistema binario, astronomicamente hablando. Ninguno de los dos objetos celestiales será engullido ni repelido por el otro. En ese caso, y solo en ése, se abrirán las puertas de Shambhala.

Y para estar total, completa, absolutamente enamorado, hay que tener plena conciencia de que uno también es querido, que uno también inspira amor. (Mario Benedetti)

Uno de los posibles efectos del enamoramiento

votar

Lo más asombroso del universo

El investigador y divulgador Neil deGrasse Tyson fue entrevistado por la revista Time. A partir de una de las respuestas, Max Schlickenmeyer editó el video de arriba, uno de aquellos que ponen la piel de gallina.

Polvo de estrellas

Pero tal como escuchaba las palabras de Neil, no pude evitar recordar otras palabras de Carl Sagan en uno de los capítulos de su espectacular serie Cosmos:

Un visitante extraterrestre que examinara las diferencias entre las sociedades humanas, hallaría estas diferencias triviales comparadas con las semejanzas. Nuestras vidas, nuestro pasado y nuestro futuro están atados a la luna, al sol y a las estrellas…

Nosotros los humanos hemos visto los átomos que constituyen la naturaleza y las fuerzas que esculpieron este trabajo… Y nosotros, que conformamos los ojos y los oídos y los pensamientos y las sensaciones locales del cosmos hemos comenzado a preguntarnos sobre nuestros orígenes… polvo de estrellas contemplando las estrellas, organizadas colecciones de 10 billones de billones de billones de átomos, contemplando la evolución de la naturaleza, marcando ese largo camino por el que llegó la conciencia al planeta tierra.

Nuestras lealtades son con las especies y el planeta. Nuestra obligación para sobrevivir y prosperar se lo debemos no sólo a nosotros mismos sino al viejo y vasto cosmos desde donde nacimos. Somos una especie.

Somos polvo de estrellas cosechando luz estelar.

(Carl Sagan, Fuente: BOK -el mundo compartido-)

En ocasiones miramos el cielo nocturno y vemos planetas errantes, solitarios, ligeramente abandonados a su suerte. Cuerpos tristes que emiten luz reflejada. Y nos identificamos…

Otras veces, miramos algo más allá y encontramos estrellas, maravillas de la naturaleza que son reminiscencia de nuestro pasado.

Vemos un débil y diminuto reflejo nuestro y esperamos algún día poder descubrir en nuestro interior una semilla de aquella increíble luz que nos germinó tiempo atrás.

Lo más asombroso del universo… es que somos polvo de estrellas cosechando luz estelar.

En algún sitio algo increíble espera ser descubierto. (Carl Sagan)

Construir un hogar, con la orquesta cinemática

El centro  Via Láctea

Uno de los hornos donde fuimos cocinados

votar

Física cuántica y consciencia

Aparte del rimbombante título (El Apocalipsis cuántico del universo holográfico… no me gusta nada) este pequeño documental es una mina. Una mina cuyas galerías he ido investigando en los últimos meses de forma sistemática a la búsqueda de respuestas para algunos de los más sorprendentes descubrimientos de la Ciencia en los últimos tiempos.

Descubrimientos que mi intuición me grita, con voz alta y clara, que debo investigar aun más porque contienen claves fundamentales para una comprensión más profunda de mi propia existencia.

Recopilo en este artículo, bajo la transcripción de las palabras de algunos de los investigadores que aparecen en este video, mis propias conclusiones con un lenguaje lo más asequible posible.

El observador y la dualidad onda/partícula

Si desea ver miedo en los ojos de un físico cuántico, sólo mencione las palabras “El Problema de la Medición”. El Problema de la Medición es este: Un átomo sólo aparece en un lugar determinado si es medido. En otras palabras, un átomo está extendido por todas partes hasta que un observador consciente decide mirarlo. Así que el acto de “medición” u observación crea el universo entero. (Prof. Jim Al-Khalili)

Sólo los seres conscientes pueden ser observadores, entonces, estamos íntimamente interconectados con la existencia misma de la realidad. Sin nosotros habría sólo esta superposición creciente de posibilidades sin que nada definitivo suceda nunca realmente. (Dr. York Dobyns)

Aquello que creemos que sustenta nuestra (decididamente materialista) realidad tiene una misteriosa naturaleza dual. Es a la vez onda (una especie de energía) y partícula (una especie de materia). Pero lo más curioso, es que, a nivel subatómico, se comporta como materia solo cuando es observada, cuando se intenta medir. Está claro que el observador, por el hecho de intentar medir la realidad, la está determinando de alguna forma. Técnicamente hablando, está colapsando una nube de probabilidades/posibilidades en una opción.

La pregunta clave aquí sería si además de determinar la realidad a través de la observación… ¿la puede condicionar de alguna forma? ¿tiene alguna capacidad de decisión? Si fuera así, nuestra consciencia podría estar modificando el mundo, el universo que nos rodea, sin darse cuenta. ¿A alguien le suena este enigma?

Entrelazamiento o enmarañamiento cuántico: en aras de la unidad

Bueno, ¿Cómo puede ser esto?. Lo que significa esto es que una vez que la materia es físicamente unida incluso cuando luego se separa, la energía aún está ahí, conectándola. Por eso es importante para mí, porque si retrocedemos lo bastante en el tiempo, todas las partículas y la materia de este universo entero que se expanden estaban todas unidas en una sola partícula del tamaño de un guisante verde. Es lo que la ciencia nos dice hoy, lo que los modelos informáticos sugieren, que si entrara al universo y tomara todas las partículas de materia y todo el espacio entre ellas, uniéndolas y comprimiéndolas al tamaño de un guisante verde, significa que usted y yo y todos nuestros oyentes fuimos una vez parte de la misma partícula que crea este universo entero hoy. E incluso ahora, que estas partículas están separadas y expandiéndose, y los estudios demuestran que lo están, todos seguimos energéticamente vinculados. (Gregg Braden)

Aquí Gregg Braden habla de una unidad (a un nivel energético, para entendernos) que existió en un pasado y que se supone que se debería mantener aunque nuestro universo se encuentre en proceso de expansión. Tiene cierta lógica ¿no?

Si fuera así, todas las cosas (energía y materia) en este universo estarían vinculadas de alguna forma. Este vínculo es mucho menos fantasmal (es decir, mucho más real o verdadero) de lo que se creía hasta ahora. La física (con experimentos reales, comprobados) y las matemáticas ya han demostrado que es así.

Pero curiosamente no se hace mucha publicidad de este increíble descubrimiento (quizás sea también porque es algo difícil de comprender y hoy en día sólo interesan hechos que quepan en un mensaje de twitter). Además, supongo que a muchos gobernantes de este mundo no les interesaría que se hiciera mucha publicidad del asunto. Si todos estuviéramos tan vinculados, si todos fuéramos una misma cosa, se quedarían sin trabajo. Y eso no interesa…

Este excelente artículo (aviso que requiere mucha mucha atención) lo describe en profundidad. Resumiéndolo, el entrelazamiento cuántico viene a decir que la realidad no es local, que un cambio en un lugar del universo está afectando al resto del universo. ¿Conocéis el efecto mariposa? Pues esto sería como un efecto mariposa pero que afecta a todo el universo de forma instantánea. Vértigo… ¿no?

Si la [teoría] cuántica es una teoría completa, la realidad no es local. Hasta este momento, se había considerado que un cambio en cualquier componente del Universo sólo producía un cambio en su inmediata vecindad, que luego podía ir propagándose (como mucho, a la velocidad de la luz) hasta alcanzar puntos alejados de él según pasaba el tiempo. Por ejemplo, si tú tienes un objeto y yo otro, y tu objeto cambia, ese cambio no afectará a mi objeto hasta que haya pasado un tiempo determinado (tanto más grande cuanto más alejados estén los objetos) Por lo tanto, de acuerdo con la teoría clásica, si yo quiero estudiar mi objeto durante un tiempo corto, puedo ignorar los cambios que tú puedas realizar sobre el tuyo, porque no llegarán a afectar al mío. Pero, si la teoría cuántica es completa […] un cambio en uno de ellos puede producir cambios en otros de manera instantánea, por muy alejados que estén de él, sin que haya una mediación de cambios intermedios a través del espacio que los separa. Esa realidad no es local: no puedo describir una parte del Universo sin describirlo todo, porque los cambios se producen “en todo a la vez”, en vez de producirse en un punto y propagarse a otros. (Extracto de El entrelazamiento cuántico en el Tamiz)

No sólo toda la materia del universo estuvo concentrada en un único punto, si no que ahora que está separada, ocupando todo el espacio del universo, mantiene un extraño y fantasmal vínculo subyacente. Sospechoso ¿no? Me da en la nariz que estamos mucho más unidos de lo que querrían algunos…

Multiples dimensiones: la estructura de la realidad

Así, un átomo y su electrón son objetos multiversales, y ese objeto multiversal es lo que la Mecánica Cuántica describe. Ahora, eso significa que el aspecto del Universo Paralelo de la Realidad descrito por la Teoría Cuántica debe aplicarse a los objetos de todos los tamaños, seres humanos, estrellas, galaxias, todo. Y por eso es que la llamamos la Teoría de los Universos Paralelos, en vez de sólo “Teoría de Electrones Paralelos”. (Prof. David Deutsch, Oxford)

Si, así es… , y, y, eh… es correcto. Y la misma teoría que dice que los átomos existen en más de un lugar en diferentes universos, dice que los seres humanos también existimos en más de un lugar, y en más de un estado de consciencia, y así sucesivamente, en universos diferentes. (Prof. David Deutsch, Oxford)

La estructura de la realidad parece contener (según las Teorías de la Física que buscan una interpretación plausible y completa de la misma) entre diez (u once) dimensiones. En este artículo ya se explicaba a través de unos videos muy didácticos el trasfondo de tales implicaciones.

A partir de la cuarta dimensión (la temporal, el transcurso del tiempo, de nuestra vida) comenzamos a hablar de posibles universos (algunos imaginables, otros, ni siquiera eso) que, desde este mismo instante, nuestras decisiones (las de todas los seres animados e inanimados con las que compartimos el universo) van determinando. En resumidas cuentas, tenemos un increíble poder (compartido por todos) para crear nuevos universos.

Y tal como dijo uno de mis personajes de Cómic favoritos, un gran poder conlleva una gran responsabilidad. Cuando aceptemos nuestra gran responsabilidad, llevaremos nuestro universo, el de todos, hacia donde deseemos.

La verdadera naturaleza de la mente

La ilusión viene de cómo nuestras mentes perciben. Mi ilusión viene de mi mente, tu ilusión viene de tu mente. Usted no necesita buscar en otro sitio para encontrar la fuente de la ilusión. Siempre que buscamos hacia afuera no encontramos la fuente de la ilusión porque tus ilusiones vienen desde dentro de tu mente.(Khempo Yurmed Tinly Rinpoche)

Así que estamos tratando de percibir el nivel último de la realidad, y buscamos cualquier tipo de método, por ejemplo, nueva tecnología, energía atómica, etc. Pero, busquemos como busquemos, no podemos percibir el nivel último de la realidad usando estos mecanismos. El nivel último de la realidad es fundamentalmente vacío, y no es observable con estos métodos científicos. (Khempo Yurmed Tinly Rinpoche)

Siempre he considerado el budismo como aquella doctrina (de entre las que he llegado a conocer) que contiene una visión cosmogónica más alineada con lo que mi intuición me dicta. Por tanto, para hablar de la naturaleza de la mente y de las ilusiones que nos creamos sobre la realidad que nos circunda, nadie mejor que un gran monje budista.

La verdadera naturaleza de la mente acaba percibiendo el caracter ilusorio de la realidad. El nivel último de la realidad es vacío y llegar a comprenderlo con la razón no es posible. Pero curiosamente, a la vez que se descubre esta vacuidad, obtenemos la llave para ampliar la mirada de la consciencia y convertir la visión borrosa e ilusoria del ego en una visión clara y despierta. Una en la cual sentimos de forma profunda que todos somos una misma cosa. De nuevo la unidad… curioso ¿no?

La ilusión del materialismo y de la fragmentación

La ciencia está atascada en una empresa materialista, no en la búsqueda del conocimiento. El conocimiento aparece, pero es un subproducto. Y, a mi entender, asunciones coherentes sobre las cosas concuerdan con la experimentación, eso demuestra que el método es correcto. Por lo que debemos distinguir entre sucesos correctos e incorrectos, o ilusorios. (Dr. David Bohm)

David Bohm fue uno de aquellos grandes científicos que tras asimilar el verdadero significado de la física cuántica, decidió dar un paso más y comprendió que ciencia y espiritualidad deben andar de la mano para alcanzar el bien común. La Ciencia, por si sola, no puede entender el significado último de las cosas, se queda atascada en su visión materialista.

Y hacen falta respuestas valientes para las preguntas que la humanidad se ha hecho desde que es consciencia reflejada del universo que la creó. Una consciencia que no puede llegar a comprender su propia existencia tan solo con la razón. Con la razón se obtiene una visión reducida y fragmentada de la realidad, muy alejada de una visión amplia y unitaria del inmenso lienzo de nuestra existencia.

La existencia dividida por la razón deja siempre un resto. (Johann Wolfgang Goethe)

El puzzle de nuestra consciencia

El fragmentado puzzle de nuestra consciencia

Transcripciones del video obtenidas de la Biblioteca Pleyades.

votar

El efecto mariposa

Si queréis comprender las causas que existieron en el pasado, observad los resultados tal como lo manifiestan el presente.

Y si queréis comprender qué resultados se manifestarán en el futuro, observad las causas que existen en el presente.
Fuente: Sutra sobre la contemplación de la mente como terreno (Nichiren)

El poder de lo sutil…

El efecto mariposa (también denominado como Teoría del caos) nos viene a decir que el simple aleteo de una mariposa en Chile, puede provocar una tormenta tropical en Barcelona, ciudad desde la cual escribo. Yo tuve ocasión de comprobar este efecto en mis propias carnes.

… y la meteorología

Este simple enunciado deja a la matemática, la física pero sobre todo a la meteorología totalmente fuera de juego. Me imagino que todos aquellos que se dedican a la predicción meteorológica deben maldecir este curioso efecto.

Sin un conocimiento claro de las condiciones iniciales de ciertos sistemas físicos bajo estudio, nada se puede saber con certeza. Y nunca conoceremos las condiciones iniciales… Y aun conociéndolas, no tenemos ningún control sobre la más mínima variación en una de aquellas condiciones… Y las condiciones siempre varían mínimamente.

Todo parece indicar que el tiempo atmosférico con el que tenemos que lidiar cada día cuando salimos a la calle es fruto de la más absoluta de las casualidades. Pero yo no creo en las casualidades, ni siquiera en lo referente al tiempo atmosférico.

… y el destino de nuestra vida

¿Y que ocurre en relación a las sutiles relaciones establecidas en el devenir de nuestra vida? Este fragmento de cierta película nos lo deja muy claro. Si sólo una cosa hubiera sucedido de forma diferente… no estaríamos en este preciso instante y lugar. Todo los sucesos que nos ocurren parecen estar profundamente intrincados con (o más bien causados por) el resto de sucesos del universo. Cuando la perspectiva se abre, las causas de los efectos aparecen con mayor claridad.

La sabia tradición budista, de la cual proviene el texto que encabeza esta entrada, ha sabido extraer la profunda sabiduría detrás de esta (aparentemente) extraña causalidad universal. Y le ha dado un nombre: karma. Pero parece que no se ha comprendido correctamente el significado de este concepto. Muchos le atribuyen un significado negativo: el de fatalidad. Nada más alejado de la realidad…

Karma es una palabra que proviene del sánscrito y significa: acción. Y simplemente expresa que nuestro momento presente es el resultado de las acciones pasadas (las de todo el universo) y que nuestro futuro (el nuestro y el del mismo universo) será el resultado de las acciones que iniciemos en este preciso instante. Además este noción abarca tres niveles: pensamientos, palabras y acciones. En cualquier caso, no hay lugar para las casualidades. Vertiginoso ¿no?

Por tanto, el concepto de karma nos entrega todo el poder y la responsabilidad: el ser humano puede crear su propio presente y futuro mediante las elecciones tomadas en cada instante. Hemos de tener muy claro que si arrancamos una flor, vamos a perturbar la vida de una estrella lejana.

No podemos arrancar una flor sin perturbar una estrella (Paul Dirac)

un sueño en una estrella

El efecto mariposa... con flores y estrellas

votar

Imaginando la décima dimensión


La Teoría unificada y la décima dimensión

Recuerdo las palabras que escribí en esta otra entrada relativas a la comprensión de la esperada Teoria unificada y de las dimensiones asociadas a una de sus mejores candidatas (la Teoria de cuerdas y derivadas):

Creo que ciertamente debe existir la tan preciada Teoría del Todo y que, tarde o temprano, encontraremos la solución. Otra cosa es que podamos comprenderla. Por ejemplo, algunas de las soluciones propuestas hasta ahora pasan por considerar algunas dimensiones adicionales a las cuatro habituales (tres del espacio + una del tiempo). A mi ya me cuesta moverme en las tres dimensiones del espacio, o sea que no se si podría ni siquiera intuir una solución con, por ejemplo, once dimensiones. Con toda probabilidad, algo se me escapará.

Google y Youtube siempre acuden al rescate de ignorantes como yo… y ahora ya puedo decir que puedo imaginarlas (y por ende, intuirlas) gracias al visionado de estos dos videos tan ilustrativos, gentileza del polifacético canadiense Rob Bryanton. Los videos son la sabrosa antesala de un interesante libro del mismo autor: Imagining the Tenth Dimension.

Pues eso, ahora ya no tenemos excusa: han puesto en bandeja de plata los componentes primordiales para la dieta alimenticia de nuestra imaginación. Esperemos que esta última sirva de soporte para aquella creatividad más fantasiosa que siempre ha estado a la espera de que la décima dimensión fuera revelada. Y si no fuera así, confiemos que este libro nos explique, al menos, como se prepara una buena tarta de manzana.

La décima dimensión en un punto

Para hacer una tarta de manzana primero tienes que crear un universo. (Carl Sagan)

votar

La puerta de los tres cerrojos

La puerta de los tres cerrojos

La puerta de los tres cerrojos

Los humanos están preparados para conocer nuestro mundo cuántico. Ahora viven con la idea de que el universo es sólo una inmensa máquina. Piensan que solo son una pieza insignificante y que, hagan lo que hagan, no cambiarán nada del mundo que les rodea. Si siguen pensando así, sus vidas serán cada vez más grises. Los niños sacrifican sus sueños llenos de magia y de color por hacer aquello que los adultos denominan “madurar”. De esta forma se separan, cada día más, los unos de los otros. No son conscientes de que todos están entrelazados, que destruir el mundo donde viven les hace más daño de lo que imaginan… Piensan que viven en un universo sin alma […]

Ahora [un humano] comprende que el universo está lleno de posibilidades que existen al mismo tiempo: los gatos pueden estar vivos o muertos, o se pueden seguir tres caminos simultaneamente […] Nuestras elecciones definen lo que somos, y no las circunstancias que vivimos, o nuestras habilidades.

(Quiona, hada cuántica, extracto de “La puerta de los tres cerrojos”)

El destino ¿al descubierto?

Este breve e impresionante discurso de uno de los personajes del libro La puerta de los tres cerrojos, resume de fábula el misterio cuántico y sus trascendentes implicaciones. Nuestro destino nos pertenece mucho más de lo que pensamos. Basta ya de excusas en relación a las circunstancias que nos rodean. Basta ya de pensar que el universo conspira en nuestra contra.

Somos nosotros los que, a través de nuestras elecciones, cambiamos las circunstancias que nos rodean. Nosotros cambiamos el destino del universo, no somos un engranaje pasivo dentro de él. Y la física cuántica, una parte de la ciencia que se caracteriza por estar a favor del sentido menos común, parece corroborarlo.

Un relato de fantasía ¿y científico?

Esta narración, que aúna fantasía y divulgación científica, está dirigido al niño que todos llevamos (o deberíamos llevar) dentro y es una pequeña muestra de que la ciencia, cuando se explica de forma clara y amena, puede ser realmente transgresora.

Y en ello tiene gran parte de culpa su autora, Sònia Fernández-Vidal, una Doctora en física cuántica de origen catalán, que ha decidido explotar sus extraordinarias cualidades como pedagoga para crear un relato imaginativo, a la vez que remarcable por su capacidad de hacernos entender algunos de los misteriosos enigmas de la física en general (y de la física cuántica en particular) con ejemplos al alcance de todos.

Otra vez la intuición (¡¿)y el enigma cuántico(!?)

La mayoría de los más intrigantes enigmas (entrelazamiento, principio de incertidumbre de Heisenberg, principio de superposición, dualidad onda/partícula, teleportación, la paradoja del gato de Schrodinger) expuestos en este libro no son nuevos para mí. Hace algún tiempo que les sigo la pista porque cierta intuición los atrae a mi vida. La misma intuición que me ha hecho dirigirme a la tienda en busca de este libro, después de seguirle arduamente la pista.

De hecho, la decisión definitiva (siempre hay una decisión definitiva consecuencia de otras imaginadas previamente…) la tomé después de encontrar a la autora en un programa de la televisión catalana (Singulars) mientras casualmente hacia zapping. Después de escuchar atentamente sus explicaciones, me di cuenta de que allí habían demasiadas casualidades con los últimos descubrimientos y sucesos de mi intuitiva búsqueda. Pero la última pregunta de la entrevista, con su respuesta, fue la que me dejó más intrigado.

Allí se preguntaba si el observador del experimento de la doble rendija, por el hecho de observar el experimento (además de, tal como ocurre en la realidad, colapsar una superposición de estados probables en uno definitivo: ninguna de las dos rendijas, rendija de la izquierda, rendija de la derecha o las dos a la vez) puede determinar la elección de uno de los estados. La respuesta por parte de la autora fue que no… que la consciencia del observador no puede decidir por cual rendija pasa la partícula (o, por simplificar con el experimento mental de Schrodinger, si el gato está vivo o muerto) pero mi intuición, pertinaz, me dice que podría ser que sí.

Quizás en esta ultima respuesta se encuentre la clave más misteriosa, aun por descubrir, de la física cuántica. No olvidemos que algunos de los últimos descubrimientos sobre el cerebro apuntan a que la conectividad de las neuronas, su entramado, puede basarse en mecanismos cuánticos. Y ya sabemos, a ciencia cierta, cuales son los efectos del enmarañamiento cuántico. Como decía San Juan de la Cruz: para ir a donde no se sabe, hace falta ir por donde no se sabe.

Sònia Fernández-Vidal: pura luz

Sònia Fernández-Vidal: pura luz

Si quieres que pasen cosas diferentes, deja de hacer siempre lo mismo. (Sònia Fernández-Vidal)

votar

What the bleep do we know: claves para el enigma cuántico

Últimamente, diríamos que de forma curiosa, se van alineando en mi vida una serie de circunstancias (evidentemente moldeadas por un interés subyacente) que apuntan en una misma dirección: la física cuántica y sus trascendentes implicaciones a todos los niveles.

Según Alejandro Jodorowsky, diríamos que la realidad ha comenzado su extraña danza a mi alrededor. Pero nada es casual: el coreógrafo de esa danza no es un destino ajeno, sino una consciencia propia que se manifiesta como precursora/creadora de mi destino.

Y el resultado palpable de ese alineamiento confluye en este film-documental: What the bleep do we know!? donde el bleep (léase pitido) es una incógnita de fácil resolución (independientemente de la lengua) ¿Que **** sabemos con certeza respecto a nuestro destino? La respuesta es contundente: nada. Pero ese nada abre un abanico con todas las posibilidades/probabilidades.

El poder de la probabilidad: la física cuántica

El mundo cuántico

El mundo cuántico

La física cuántica es sobre todo una disciplina sobre probabilidades. Una disciplina que nos dice que a nivel subatómico todas las (posiblemente infinitas) opciones son factibles, incluso aquellas que irían en contra del sentido más común. Como que una partícula se encuentre en dos posiciones distintas al mismo tiempo. Dentro de ese amplio abanico, al parecer, nuestro pensamiento (como observador de la realidad) puede tener un factor determinante. Algo que no escapa a cierta intuición. Pero quizás, lo que sí se escapa es el verdadero potencial detrás de esa noción.

En la física clásica, la probabilidad se considera como una medida de la ignorancia del sujeto, por falta de información, sobre algunas propiedades del sistema sometido a estudio. Podríamos hablar, entonces, de un valor subjetivo de la probabilidad. Pero en la física cuántica la probabilidad posee un valor objetivo esencial, y no se halla supeditada al estado de conocimiento del sujeto, sino que, en cierto modo, lo determina.

En este film, se ponen sobre la mesa sugerentes implicaciones derivadas de estas irrebatibles verdades de la teoría cuántica. El hecho de que una onda/partícula se encuentre al mismo tiempo en un conjunto de estados posibles se denomina superposición cuántica. Ese conjunto de estados posibles colapsa en un estado concreto (en nuestra linea temporal) cuando es examinado por un observador. Y nuestro pensamiento (o consciencia) podría estar jugando el papel de ese observador. El famoso gato de Schrödinger es un experimento mental ideado para exponer este principio.

Las implicaciones de todo ello alcanzan una trascendencia extraordinaria: nuestro pensamiento (o consciencia), hasta ahora contemplado como un elemento pasivo, podría estar teniendo un papel activo en la configuración de la realidad de la linea temporal en la que nos encontramos.

A cada momento se abren infinitas lineas temporales (tantas como las infinitas probabilidades de la superposición cuántica), pero nosotros mismos estamos determinando (colapsando) una a cada instante. Maravilloso: somos los libres y constantes creadores de nuestro destino. Pero además lo somos de una forma activa y dinámica.

El poder de nuestro cerebro

El misterio cuántico en nuestro cerebro

El misterio cuántico en nuestro cerebro

Este film se divide en tres bloques temáticos. El primero, como ya hemos visto, considera principalmente las poderosas implicaciones de la física cuántica. El segundo trata de la conexión mente-cuerpo, centrándose en nuestro órgano más prodigioso: el cerebro. Este bloque está basado en diferentes áreas de la neurociencia y de la biología, tanto celular como molecular.

Todos tenemos una cierta intuición de que pensamientos negativos podrían estar afectando nuestro propio cuerpo de una forma negativa (enfermedades, adicciones…). En cambio, pensamientos positivos lo harían de forma positiva. Pero ¿por qué limitar el ámbito de acción de nuestra mente a las fronteras marcadas por nuestro cuerpo? Esto es lo que se muestra con el pasaje que abre este bloque: los mensajes del agua.

A continuación se muestra, a través de distintos y esclarecedores ejemplos, como el cerebro dicta los mensajes y las ordenes que nuestro cuerpo seguirá de forma sumisa. Si el dictado es bueno, perfecto. Pero si es malo, tendremos que ponerle remedio con la máxima urgencia.

Un conjunto de pensamientos repetidos a diario (tanto buenos como malos) marcarán drásticamente una tendencia cada día más profunda y más difícil de cambiar. En este otro artículo ya traté en profundidad tanto la naturaleza como el increíble poder de nuestro cerebro.

La conclusión final y más importante de este bloque es que la influencia del cerebro no se limita a la realidad interior (es decir, la del propio cuerpo) sino que abarcaría, al igual que en el caso de la física cuántica, la realidad exterior.

¿Otra versión de la ley de la atracción?

Pensamientos positivos atraen circunstancias positivas a nuestra vida. En cambio, pensamientos negativos atraen circunstancias negativas. ¿Os suena la sentencia previa? Probablemente sí.

Es la premisa sobre la que se basa un conjunto de reflexiones plasmadas en los medios bajo un novedoso (y exitoso a nivel de ventas) paradigma: El secreto, la ley de la atracción… Todos hemos experimentado alguna vez vivencias que parecen confirmar la hipótesis anterior.

Cuando atraemos algo ¿lo hacemos pasiva o activamente? Este film nos muestra que nuestra mente, además de activa, es totalmente responsable de nuestro destino. Quizás tanta responsabilidad nos aterre, pero no podemos evitarla. Y menos, cuando se trata de nuestra propia ventura.

El poder de la unidad

En aras de la unidad

En aras de la unidad

El tercer bloque trata sobre la unidad y la forma más común de denominarla: Dios. Yo siempre he preferido identificar a Dios, un termino que en ocasiones crea discordancia, como una consciencia universal y unitaria. Así lo despojo de cualquier camiseta impuesta por la mayoría de las religiones imperantes. Las camisetas, como en el caso de los equipos de fútbol, suelen tener asociado cierto fanatismo del cual sería preciso escapar. Las ideas sobre Dios expuestas en el film siguen esta misma dirección.

Otra vez la física cuántica empuja en el mismo sentido de unidad universal. El concepto de entrelazamiento (o enmarañamiento) cuántico nos plantea un panorama en el cual parece dibujarse una sutil relación entre partículas elementales situadas incluso en los puntos más remotos del universo. La famosa limitación de Einstein relativa a la velocidad de la luz, sólo afecta a la transmisión de señales, no a este extraño y fascinante vínculo subyacente.

La mente, cuando se ha entrenado correctamente, también tiende a alcanzar una profunda comprensión del concepto de unidad. Grandes referentes de la sabiduría humana (entre ellos, Buda, Jesucristo…) nos han señalado que éste sería el camino para el despertar de un cierto estado de consciencia superior. Siempre necesitaremos luz en el camino para no perdernos.

Conclusión

Esta película, tal como he apuntado en un inicio, aglutina (grata y sorprendentemente) varias nociones que comparto de una forma intuitiva y profunda. Remarco que tan solo la intuición puede abrazar los planteamientos más drásticos de este film. No habría lugar para la razón, por ahora. El futuro, con probabilidad, disipará dudas.

Aun así, revisando el Curriculum Vitae de los científicos y pensadores que libremente opinan en este film-documental, verifico que no soy el único que siente esa intuición como algo mucho más factible y ponderable que la realidad objetiva que nos rodea.

What the bleep do we know!?

What the bleep do we know!?

La vida es una escuela de probabilidad. (Walter Bagehot)

La consciencia del agua

El japonés Dr. Masaru Emoto realizó unas muy interesantes investigaciones acerca de como la naturaleza de nuestro pensamiento puede modificar una materia considerada inorgánica como el agua.

Sus experimentos consistieron en proyectar sobre agua en estado liquido diferentes estados mentales, congelar aquella agua y hacer fotografías a la estructura de los cristales resultantes.

El resultado fue que, en función del tipo de pensamiento proyectado sobre el agua, los cristales mostraban formas bien diferentes. Como podréis imaginar, vibraciones positivas producían cristales de una belleza exquisita. En cambio, vibraciones negativas producían formas nada halagüeñas.

Parafraseando al gran Will Eisner: Resulta difícil defender la existencia de los milagros. O creas en ellos o no. Yo si creo.

Hago mías sus palabras. Aunque quizás no se trate de ningún milagro. Siempre he creído que toda la materia del universo (tanto orgánica como inorgánica ¿donde empieza la frontera?) posee cierta forma de consciencia más o menos elevada. Los experimentos de Masaru Emoto parecen corroborarlo.

El corazón del agua

El corazón del agua

Cuando bebas agua, recuerda la fuente. (Proverbio chino)

El libro de los Mapas Mentales

El libro de los Mapas Mentales

El libro de los Mapas Mentales

La obra pionera de una revolución

Deberíamos reconocer que este libro (escrito por Tony Buzan junto con su hermano Barry) quizás no sea un prodigio de claridad expositiva, pero es el primero, el fundador, el que marcó el camino, allá por el año 1993, de una revolución en la forma de entender y explotar el infinito potencial de nuestro cerebro. Y por ello tiene un valor incalculable: el valor del pionero.

Esta obra puede ser calificada, por tanto, como revolucionaría. Personalmente, creo que es una de las obras más relevantes con las que me haya topado jamás. Comparto por completo la siguiente opinión de otro lector sobre el impacto derivado del uso de los mapas mentales:

Es como si toda mi vida hubiera conducido con el parabrisas sucio y de repente el mapa mental me lo hubiera despejado.

Para definir el concepto de Mapa Mental, nada mejor que acudir a la propia sinopsis del libro:

El trazado de Mapas Mentales es un método de análisis sencillo y revolucionario que permite utilizar al máximo todas las capacidades de la mente. Trazar un mapa mental es dibujar un organigrama que va recogiendo, mediante colores, formas y dibujos, todos los puntos importantes de un tema, e indica gráficamente sus distintas relaciones, imitando así la forma en que el cerebro procesa la información y que constituye nuestra manera natural de “pensar”.

Y como una imagen vale más que mil palabras, aquí tenéis una mapa mental que explica como ser feliz:

Mapa Mental para ser feliz

Mapa Mental para ser feliz

Estamos, por tanto, hablando de una forma de expresar (o, puesto que hablamos de mapas, cartografiar) las ideas propias y ajenas, de forma que se adecuen a la forma en que son generadas/procesadas por nuestro propio cerebro. Y eso conlleva grandes, tremendas ventajas.

Los mapas mentales son tan beneficiosos para nuestro cerebro básicamente porque sacan todo el partido a nuestra forma de pensar.

La naturaleza de nuestro cerebro

Nuestro cerebro es un portento sin limites

Todos nosotros hemos oído aquel tópico: “sólo utilizamos una mínima parte de nuestro cerebro”. Al parecer, es del todo cierta: en el cerebro humano hay un diez mil millones de neuronas y el orden de magnitud de la conectividad entre cada una de ellas y el resto sería de un uno seguido de 28 ceros. Si empezamos a multiplicar, la cifra resultante sería mayor que el número de átomos existentes en el universo conocido.

Pero lo más importante es que todo ese potencial infinito no tiene límite excepto aquel infringido por nuestros propios (y restrictivos) prejuicios. Si los eliminamos y ponemos a disposición de nuestro cerebro los medios adecuados para su crecimiento ¡el límite podría desaparecer por completo!

Conectividad ilimitada

Conectividad ilimitada

Nuestro cerebro es único e irrepetible

Esta premisa puede parecer algo osada (de hecho, incluso peligrosa para las tendencias uniformizantes que corren hoy en día) pero tan sólo hay que hacer un sencillo ejercicio de brainstorming que proponen los autores para darse cuenta de que en realidad es así.

Se trata de, elegir un tema, por ejemplo, la felicidad, y colocarlo en el centro del mapa mental. Añadir unas cuantas ramas (sólo un nivel) con el objetivo de colocar sobre ellas las primeras y más espontáneas ideas vinculadas al concepto de felicidad.

Hacer este ejercicio junto con otra persona. Evidentemente no se permite copiar. Cuando ambos hayáis acabado de rellenarlo, comparad el resultado. ¿Cuantos conceptos o ideas hay en común? ¡Sorpresa, comprobaréis que es difícil que encontréis más de una! Probad con otros conceptos de cualquier tipo y ¡veréis que el resultado se repite!

Yo hice el ejercicio con mi hijo, respecto a una película que acabábamos de visionar, y pude comprobarlo de forma fehaciente. ¡Prácticamente no habían conceptos o ideas similares!

Este simple ejercicio, nos hace reflexionar acerca de la unicidad e irrepetibilidad de lo que pensamos cada uno de nosotros. También nos enseña a ser más flexibles y abiertos respecto a lo que piensan los demás. ¿Por qué debería coincidir con lo que pensamos nosotros? De hecho, nuestra propia naturaleza refuerza que no sea así. Asimismo nos alecciona acerca de que la variedad es riqueza.

Una plantilla para la felicidad

Una plantilla para la felicidad

Tres claves: la sinergia, el énfasis y la asociación

El poder de la sinergia

La sinergia es un concepto muy importante para comprender el potencial positivo (y en ocasiones desgraciadamente negativo) de nuestro cerebro.

Una sinergia (del griego συνεργία, «cooperación») es el resultado de la acción conjunta de dos o más causas, pero caracterizado por tener un efecto superior al que resulta de la simple suma de dichas causas. (Definición en la Wikipedia)

En otras palabras, el todo es mayor que la suma de las partes. Pero además con una gran diferencia: donde antes sumábamos, gracias a la sinergia de las funciones cerebrales, ahora podemos (como mínimo) multiplicar.

Si analizamos con detenimiento el mapa mental “para ser feliz” de arriba, comprobaremos que, tal como vamos integrando en nuestro pensamiento cada una de sus partes, nuestro propio pensamiento va añadiendo más y más nuevas ideas derivadas. El resultado final será mucho mayor que la simple suma de las ideas del autor y las propias. Ambas se refuerzan mutuamente de forma admirable ¡y en todos los aspectos!

Sinergia = Cooperacion

Sinergia = Cooperacion

Los pensamientos son irradiantes: la asociación

Por la propia estructura interna de uno de los elementos constituyentes de nuestra corteza cerebral, la neurona, la asociación resulta ser algo innato al propio pensamiento. Cada neurona se encuentra conectada con muchas otras y además algunos de esos ‘puentes’ de conexión son preponderantes sobre otros.

Volviendo al mapa mental “para ser feliz”, es obvio que existe un concepto central a partir del cual irradian un conjunto de ideas asociadas, las cuales, a su vez, generan otros niveles de asociación. Y así, podríamos seguir hasta el infinito.

La increíble red neuronal

La increíble red neuronal

Los pensamientos siguen los caminos más trillados: el énfasis

¿Os habéis fijado alguna vez en un sendero de montaña? ¿Qué es lo que lo mantiene allí? Simplemente el paso reiterado de las personas que lo circundan. ¿Que pasaría si se dejara de circundar? Pues que, con el tiempo, la naturaleza volvería a ganar el terreno perdido: el sendero iría perdiendo su condición de camino.

Lo mismo ocurre (otra vez, por la misma estructura neuronal de la corteza cerebral) con nuestros pensamientos. Volviendo al mapa “para ser feliz”, haced el ejercicio de repasarlo a conciencia un par de veces al día (mañana y noche) durante una semana. ¡Acabaréis memorizando y absorbiendo todas sus implicaciones de forma asombrosa!

Por consiguiente, y esto es de la mayor importancia, la repetición en si misma incrementa la probabilidad de repetición. Dicho de otra manera, cuanto mayor sea la frecuencia con la que se produce un “hecho mental”, más probable será que vuelva a suceder. (Extracto del Libro de los Mapas Mentales)

El camino más trillado

El camino más trillado

Somos lo que pensamos

Seguramente ya habréis notado que, tal como ibais digiriendo el mapa mental “para ser feliz”, vuestro cuerpo se iba sintiendo mejor. El “buen rollo” de ese mapa mental acaba afectando al estado de vuestro pensamiento y, sin duda, también a las sensaciones de vuestro cuerpo. Mente y cuerpo están mucho más relacionados (de una forma sinérgica) de lo que podamos creer.

Imaginad que se tratara de un mapa mental acerca de las calamidades y desgracias del mundo. Por poner un ejemplo: la cartografía mental de la mayoría de los noticiarios de televisión. ¿Cuál creéis que sería la reacción generada por vuestra mente? Miedo, indecisión, indiferencia, inflexibilidad y negativismo. En una palabra: vuestro cuerpo sufriría una pequeña dosis de estrés derivado de los pensamientos generados.

El camino del cuerpo y de la mente

El camino del cuerpo y de la mente

Las habilidades de nuestro cerebro

Aunque cada hemisferio es dominante en ciertas actividades, los dos están básicamente capacitados en todas las áreas y, de hecho, las habilidades mentales identificadas se hallan distribuidas por toda la corteza. (Extracto del Libro de los Mapas Mentales)

Esto tiraría por tierra algunos famosos tópicos:

– que si somos más de Artes o de Ciencias
– que si prevalece más la parte masculina o la femenina
– que si predomina más el Yin o el Yang

Podemos tener una cierta ventaja congénita en algunas de estas áreas, pero podemos desarrollar el resto (aquellas en las que no estamos tan fuertes) apelando a la poderosa sinergia entre todas y cada una de ellas.

El lado derecho

Las habilidades dominantes en el hemisferio derecho son:

Ritmo: el ritmo puede ser tanto visual como melódico.
Percepción espacial: la capacidad para la orientación en el espacio.
Gestalt: tendencia a la terminación de una estructura global a partir de una parte local.
Imaginación: facultad de la mente de representar las imágenes de las cosas reales o ideales.
Ensoñación: vivir sueños mientras se está despierto.
Color: las imágenes suelen estar repletas de colores y por ello son tan atractivas para nuestro cerebro
Dimensión: Longitud, extensión o volumen de una línea, una superficie o un cuerpo respectivamente.

El lado izquierdo

Las habilidades dominantes en el hemisferio izquierdo son:

Palabras: instrumentos que nos permiten fijar los conceptos para su intercambio.
Lógica: facultad que aglomera ciertas leyes, modos y formas de nuestro razonamiento.
Números: útiles que nos permiten abstraer cierta cantidad de elementos.
Secuencia: capacidad para poner orden entre una serie de cosas que guardan relación.
Linealidad: secuencia en una única dimensión de tipo conceptual.
Análisis: facultad que permite el reconocimiento de pautas y su procesamiento.
Listas: aquello que ahora mismo te encuentras leyendo.

Funciones por hemisferios

Funciones por hemisferios

La sinergia entre ambos lados y los grandes cerebros

Tony Buzan, autor del libro que nos centra y científico dedicado al análisis del cerebro, decidió un día hacer un estudio para averiguar que personaje de la humanidad podía ser considerado como el más brillante de acuerdo a ciertos parámetros entre los cuales se encontraban, como no, un vasto y amplio uso de todas las habilidades listadas previamente. El resultado fue: Leonardo Da Vinci.

Leonardo fue uno de los más grandes polímatas de todos los tiempos: anatomista, arquitecto, artista, botánico, científico, escritor, escultor, filósofo, ingeniero, inventor, músico, pintor, poeta y urbanista… Y en cada una de estas facetas, sus capacidades asombraron a sus contemporáneos. Y todavía nos asombran.

Posiblemente no haya habido (ni habrá) en la historia de la humanidad un hombre con una mente tan radiante. ¿Cuál fue su secreto? Posiblemente haber nacido en una época (el Renacimiento) en la cual la especialización no era un requerimiento para el éxito y utilizar la increíble e infinita sinergía entre ambos lados de su cerebro. Fijémonos en cuatro de sus principios para el cultivo de una mente completa:

1. Estudia la ciencia del arte.
2. Estudia el arte de la ciencia.
3. Cultiva tus sentidos, en especial el de aprender a ver.
4. Comprende que todas las cosas se interconectan.

Por tanto, su secreto fue aplicar tenacidad y pura sinergia entre todas las funciones cerebrales. Tan solo hemos de revisar sus obras (y especialmente las notas acerca de ellas) para darnos cuenta de que Leonardo ya poseía las claves de la cartografía mental. Y si revisamos la obra y las notas de otros grandes cerebros de la humanidad encontraremos el mismo patrón.

El gran Leonardo

El gran Leonardo

La falta de sinergia ¿una precondición para el fracaso escolar?

El sistema educativo actual debería ser clave para permitirnos aprender los conocimientos y las técnicas que nos permitan desenvolvernos correctamente en un mundo cada vez más complejo. Y en ese aspecto, funciona más o menos. Pero aun más importante sería que nos enseñara a desarrollar ciertos aspectos claves:

– como organizarnos para ser más eficaces
– como aprender a aprender
– como explotar nuestra ilimitada creatividad

Y en estas áreas falla estrepitosamente. El primer punto ya fue analizado en otro artículo. Los otros dos pueden ser ampliamente desarrollados a través de la cartografía mental.

¿Cómo toman o crean notas los alumnos? Las notas de los alumnos son un claro ejemplo de cierta preponderancia de las cualidades del lado izquierdo de nuestro cerebro: uniformidad, palabras, secuencia, linealidad, listas… En general se encuentran ausentes el color, las imágenes, la percepción espacial, la dimensión y el ritmo visual. Es decir, todas aquellas cualidades que son significativas para el lado derecho de nuestro cerebro.

Por tanto, las propias notas de los que tratan de aprender son un claro ejemplo de falta de sinergia entre ambos lados del cerebro. No es de extrañar que muchos estudiantes se aburran y desconecten: el resultado es, en demasiados casos, el fracaso escolar. Además de un desaprovechamiento general de la enorme capacidad de nuestro cerebro. Pero ¿alguien nos ha enseñado a tomar/crear notas divertidas, peculiares, creativas, fáciles de evocar, organizadas…? La respuesta es NO.

El bajo rendimiento escolar

El bajo rendimiento escolar

Las funciones de nuestro cerebro

Hasta ahora hemos hecho referencia a las características de nuestro cerebro. Ahora pasaremos a centrarnos en sus funciones: aquello para lo que ha sido diseñado.

Recepción: los sentidos

Los sentidos (gusto, olfato, tacto, oído y vista) nos permiten recibir toda una gama de percepciones sensoriales y son el inicio para una cadena de funciones altamente correlacionadas: recibir, retener, analizar y emitir.

Retención: la memoria

Podríamos diferenciar entre la retentiva (almacenaje) y el recuerdo (extracción). Si estamos motivados/concentrados en aquello que debe ser aprendido, la retentiva será de alta calidad.

Análisis: el aprendizaje

El aprendizaje nos permite reconocer pautas, así como transformar aquella información en otra forma o estadio para una reutilización más eficiente.

Emisión: la comunicación y la creatividad

La comunicación (en cualquier forma) y el acto creativo (incluso de pensamiento) conforman la función de emisión.

Control: mens sana in corpore sano

Controlar las funciones mentales y físicas es una de las principales funciones del cerebro. Si la mente se encuentra sana (relajada, decidida, comprometida, flexible y positiva) nuestro cuerpo mejorará sinérgicamente. Igualmente, si el cuerpo se encuentra sano (en forma y bien alimentado) la mente mejorará sinérgicamente. La sinergia entre ambos es un pilar fundamental para una visión holística y vigorosa del ser humano.

Las funciones cerebrales

Las funciones cerebrales

Principios y finalidad de los mapas mentales

Hasta aquí hemos analizado las características y las funciones del cerebro. Ahora cambiamos el foco a las características y las funciones de los mapas mentales. A partir de la comparación, seremos capaces de captar las profundas similitudes conceptuales entre ambos y, por consiguiente, el beneficio derivado del uso de los mapas mentales. Por ello, enumeraremos los objetivos básicos de los mapa mentales:

– Reforzar, valga la redundancia, el énfasis.
– Proporcionar un reflejo para la forma de pensamiento radiante y asociativa.
– Aprovechar al máximo todas las habilidades cerebrales y sus sinergias.

Principios de un Mapa Mental

Principios de un Mapa Mental

Las propiedades de los mapas mentales

Características básicas

Tal como ya hemos visto anteriormente, cualquier técnica o metodología que desee aprovechar la sinergia, el énfasis y la asociación (tanto para la función mnemotécnica/creativa del cerebro como para la analítica) debería hacer uso de los siguientes elementos.

Imagenes

Las imágenes son poderosos instrumentos para activar la sinergia, el énfasis y la asociación. Nuestra capacidad para memorizar imágenes es tremendamente superior a la de memorizar palabras. Además, ya se sabe: una imagen vale más que mil palabras.

Lenguaje y número

Las palabras y los números son excelentes para representar todas las ideas que no alcancen a representar las imágenes.

Lógica

Un mapa mental hace uso de la lógica a través de la utilización de la jerarquía (una forma de asociación que permite el reconocimiento de pautas) y las IOB (Ideas Ordenadoras Básicas). Por ejemplo, en el mapa mental “para ser feliz”, las Ideas Ordenadoras Básicas representan el primer nivel de asociación y son: amando, vive, respetando, no, aléjate, haciendo. En el mapa mental de abajo “How to Mind Map” las Ideas Ordenadoras Básicas son: Paper, Use, Lines, Style, Structure.

Ritmo y percepción espacial

Un mapa mental utiliza tanto el ritmo visual de su naturaleza como las dos dimensiones del papel (apaisado) para sacarles todo el provecho.

Color

El color, al igual que las imágenes, es un potente mecanismo para activar nuestra retentiva.

Leyes básicas del Mapa Mental

Leyes básicas del Mapa Mental

Como es evidente, un (buen) mapa mental hace uso de todos estos elementos.

Como abordar la curva de aprendizaje

El mapa mental anterior “How to Mind Map” describe perfectamente las leyes básicas de la cartografía mental. Pero la cartografía mental es también un medio para expresar la creatividad. Por consiguiente, nuestra propia creatividad podría (debería?) modificar las leyes básicas para adaptarlas según su tendencia natural.

Por esta razón, el autor propone aplicar las siguientes tres reglas a la hora de afrontar (como neófito) la curva de aprendizaje de los mapas mentales:

Aceptar (obedecer): en un inicio, aceptar las leyes propuestas, sin más.
Aplicar (cooperar): en una fase intermedia, aplicar todo lo aprendido, en tus propios mapas mentales hasta haber creado, como mínimo, unos cien.
Adaptar (discrepar): una vez ya se domine la técnica al completo, se puede adaptar según dicte la propia creatividad.

He colocado adyacente (en paréntesis) las instrucciones básicas que, en ciertas tradiciones orientales, un maestro transmite a su alumno en correspondencia a los tres estadios de aprendizaje que supuestamente todo alumno debe atravesar. Estas sencillas instrucciones no deberían ser olvidadas nunca por ningún alumno.

Rienda suelta a la creatividad

Rienda suelta a la creatividad

La función de los mapas mentales

Mnemotécnica/Creativa

Los procesos de la memoria y de la creatividad son prácticamente idénticos, como dos caras de una misma moneda. Cuando se potencia la creatividad, se fortalece de forma automática la memoria. Y si se potencia la memoria, se fortalece igualmente la creatividad. Existe, por tanto, un poderoso componente sinérgico entre ambos. De hecho, la única diferencia entre los dos sería su finalidad: la memoria nos ayuda a recrear el pasado en el presente mientras que la creatividad nos permite proyectar el presente en el futuro. El mapa mental, por consiguiente, permite reforzar tanto la memoria como la creatividad.

La insondable y sabia mitología griega ya disponía de un claro conocimiento de este principio. Zeus, representación de la energía y el poder, tuvo entre sus incontables amantes a Mnemosine, la diosa de la memoria. Como fruto de su unión, aparecieron en el mundo nueve Musas. Estas Musas fueron la representación de las nueve Artes clásicas: Erato, Calliope, Euterpe, Polyhymnia, Thalia, Melpomene, Urania, Clio y Terpsichore. Es decir, el fruto de la energía y la memoria es la creatividad. Sin duda, una esplendida metáfora y un prodigioso fruto.

Mnemosine: la clave para la creatividad

Mnemosine: la clave para la creatividad

Creatividad individual y en grupo

El brainstorming (tormenta de ideas) y el mapa mental están hechos el uno para el otro. La cartografía mental es un importante medio de canalización de este proceso inherentemente creativo. Coloquemos una imagen o un dibujo evocador en el centro del mapa mental, unas cuantas ramificaciones abiertas para que nuestra mente busque completar la estructura no completada (gestalt)… y dejemos que nuestra creatividad comience a generar asociaciones espontáneas. Los resultados suelen ser asombrosos cuando rompemos ciertos bloqueos mentales inherentes a la falta de costumbre.

Si en lugar de aplicar el proceso de brainstorming individualmente, lo hacemos en grupo (sumando el resultado de los brainstorming individuales según un proceso iterativo y bien definido en este libro) obtenemos una creatividad multiplicada (en lugar de sumada) por todos los componentes del grupo. Otra vez la sinergia entre cerebros vuelve a ser el factor clave para la obtención de unos impresionantes resultados para la inventiva.

Analítica y conversacional

Recordemos que el análisis nos permite reconocer pautas, así como transformar aquella información en otra forma (o estadio) para una reutilización más eficiente. Entre las funciones analíticas más comunes de los mapas mentales se encuentran:

Tomar decisiones

Supongamos que tenemos un problema que necesita una decisión en relación a ciertas opciones disponibles. Si colocamos todos las ideas relacionadas con las diferentes opciones en un mapa mental y consideramos que cada una de ellas puede ser representada por cierto valor numérico ponderado, entonces la solución a nuestro problema puede ser tan fácil como sumar los valores de cada opción. Aquella opción con un valor más grande sería la correcta.

Organizar las ideas propias (note-making)

El mapa mental es una gran herramienta para organizar toda la información que disponemos sobre cualquier tema objeto de análisis.

A través de diversas iteraciones (donde cada nuevo mapa mental se acerca cada vez más al modelo deseado) podemos ir creando una jerarquía de asociaciones (cada una de ellas etiquetada con la Idea Ordenadora más conveniente) que nos permita categorizar nuestras ideas, a la vez que reflejar, tanto nuestra comprensión previa sobre el tema (memoria) como nuevas formas de comprensión (creatividad).

Organizar las ideas expuestas por otros (note-taking)

Las ideas de los otros pueden ser expuestas a través de diversos vehículos: clases, charlas, conferencias (si se trasmiten oralmente) libros, artículos (por escrito). En cualquier caso, necesitamos poner orden y concierto en la exposición de las ideas presentadas. Ese proceso de análisis puede ser realizado perfectamente con un mapa mental.

En este caso, el sinérgico mapa mental sustituye exitosamente a las aburridas notas clásicas. Sólo es cuestión de algo de paciencia para acumular la experiencia necesaria. El cambio de un paradigma lineal (y terriblemente monótono) a otro donde impera el pensamiento irradiante es una transformación como de la noche al día.

Comunicación

Evidentemente el objetivo final de la mayoría de los mapas mentales (excepto aquellos para uso propio) es la comunicación de ideas a los demás. Y éstos se adecuan perfectamente al objetivo de la comunicación pues son un excelente soporte para las ideas que plasman. Además sintetizan los elementos principales en poco espacio y de forma clara, lo cual una presentación clásica no logra ni por asomo.

Algunas aplicaciones prácticas

En la segunda parte de este libro se repasan una variedad de aplicaciones prácticas clasificadas según el ámbito:

Personal: es el primer ámbito en el cual los mapas mentales deberían ganar la batalla.
Familiar: por ejemplo, la creación/narración de cuentos en familia ¡genial si tienes hijos! ¡y una bendición para estimular la imaginación de sus componentes!
Educacional: Su introducción y establecimiento en el actual sistema educativo podría representar un cambio de paradigma respecto a unos caducos y trasnochados conceptos educativos que huelen mal desde ya hace un tiempo.
Profesional y negocios: éstos son dos de los ámbitos donde están teniendo más éxito.

Aplicaciones de los Mapas Mentales

Aplicaciones de los Mapas Mentales

Conclusión

Los mapas mentales deberían ser la punta de lanza de un cambio de paradigma respecto a los procesos de aprendizaje y creación. Nuestro cerebro ha sido diseñado para aprender y crear, así como para tener éxito en todas aquellas tareas que representan un reto para él. Por eso deberíamos poner a su alcance los medios necesarios para saciar su (infinito) apetito (de infinito).

Vosotros mismos podéis comprobar el fruto de mi experiencia con los mapas mentales: este blog que estáis leyendo. Muchas de las entradas de Rojo Transitorio, por no decir todas, son el resultado de la utilización de esta increíble técnica. A mi me ha ayudado mucho a estimular una memoria y una creatividad que creía olvidadas en algún rincón de mi mente. Pero no estaban perdidas, estaban allí, simplemente esperando a que la cartografía mental las destapara.

El analfabeto del futuro ya no será aquel que no sabe leer, sino la persona que no sabe como se aprende a aprender. (Alvin Toffler)

votar

El misterio de la dualidad onda/partícula

El experimento de la doble rendija

Este fue un experimento que inicialmente fue realizado por Thomas Young con el objetivo de aclarar si la naturaleza de la luz era ondulatoria (es decir, se comporta como una onda) o corpuscular (se comporta como una partícula).

Posteriormente este experimento fue aprovechado por los científicos que estudiaban la física cuántica para comprender la dualidad onda/partícula. Pero en lugar de comprender los resultados, se quedaron aun más perplejos…

Sus implicaciones en la física cuántica

En esta entrada previa ya hice una introducción sobre estos misteriosos aspectos de la física cuántica, pero en el video anterior podemos ver una excelente explicación (al alcance de todos) que muestra la tremenda trascendencia del resultado de este experimento en este campo.

Cuando entramos en el nivel subatómico, la realidad pierde el sentido otorgado por nuestra razón y sólo lo recupera cuando la observamos. Este sencillo enunciado es terriblemente perturbador para nuestra percepción cotidiana. Quizás tengamos que comenzar a modificar esa percepción para poder entender las verdaderas implicaciones de la física cuántica.

Creo que los hombres continuarán sintiendo durante mucho tiempo la necesidad de rastrear hasta su fuente el río mágico que fluye de sus ojos, bañando con la misma luz y sombra ilusorias tanto las cosas que existen como las que no. (André Breton)

Dualidad onda/partícula: un misterio

Dualidad onda/partícula: un misterio

votar

A %d blogueros les gusta esto: