Archivo del sitio

Soñando… con las cartas del destino

The Sandman

Sueño, Destino y el resto de eternos

Dicen que Destino, aquel que reparte las cartas de nuestra suerte, es ciego y está encadenado a un libro donde todo está escrito de antemano. Creemos que su ceguera viste al azar, pensamos que no podemos torcer el trazo grabado en las páginas de su libro. Incluso dejamos que algunos vestigios nos aconsejen antes de apostar, permitiendo que susurren levemente en nuestro oído. ¿Serán aliados de la certeza o del engaño? nos preguntamos al escucharles…

Pero sólo nosotros podemos engañarnos eludiendo aquello que está escrito. Porque es totalmente cierto: ya está escrito. Pero desconocemos la lengua de tal escritura, pues sus designios fueron moldeados por Arcanos anteriores a la propia eternidad.

Dicen que el Señor del Sueño, hermano de Destino, tampoco conoce el lenguaje de los designios impresos en tal libro, pero yo no lo creo… Los sueños desvelan, de tanto en tanto, y sólo a aquellos que se aventuran con convicción en su esencia, la puerta hacia un dominio donde se oculta la clave más deseada: aquella que permite descifrar la más antigua de todas las lenguas.

También dicen que, si consigues esa clave, no debes mirarla, porque si lo haces, cambia de forma para así evitar ser comprendida. Cuelga esa llave de una cadena y déjala cerca de tu corazón, allí donde los sentimientos centellean con más libertad. Entonces, déjate guiar por ella

Las cartas ya están servidas, ahora es tu turno en el juego: comienza a descifrar las cartas que ha repartido el destino… y atrévete a sentir como éstas se transforman en aquellas que tu deseas. Pero vive ese sentimiento como cierto porque si posees la llave que obtuviste en lo más profundo del sueño, la magia jugará a tu favor… has aprendido a leer el lenguaje oculto de las cartas del destino.

El destino es el que baraja las cartas, pero nosotros somos los que jugamos. (William Shakespeare)

votar

Un deseo (musical) para el 2012

Música para el corazón

Música para el corazón

Date prisa, estoy soñando…

Cuando me despierto, intento arañar la mayor cantidad de reminiscencias del último sueño, aquel que delimita el traspaso entre la somnolencia y una dubitativa vigilia. Voy a relatar la síntesis de mi último sueño: un deseo personal para el 2012.

Siempre me encanta ojear algún cómic en la cama antes de dormir. De esta manera mi consciencia deambula cerca de la frontera entre el color del papel y la oscuridad del sueño. También así puedo llevarme al reino del sueño alguna evocación del relato mientras empieza la caída en el mismo. No se por qué, pero siempre he imaginado aquel reino situado por debajo del mundo de la vigilia, como un inframundo. Por ello, pienso que desciendo.

Anoche me adormecí releyendo una de mis novelas gráficas preferidas: el Incal. Y lo hice con un fragmento en el cual aparecía John Difool (el protagonista de la novela) en un club de dudosa reputación, mientras se adentraba la medianoche en la ciudad-pozo. John se encontraba sentado ante una mesa de cristal sobre la cual una chica del club bailaba de forma sensual para su exclusivo deleite.

Dada mi perspectiva, no podía ver muy bien la cara de la bailarina. Pero sí podía distinguir la estilizada espalda de su figura y un peculiar color/corte de cabello: algo en ella me resultaba ciertamente familiar. Tenía la clara intuición de que aquella era la misma chica que en otro sueño había conseguido despertar en mi un aletargado y centelleante amor a primera vista.

En un giro rápido, pude ver su cara por más de un instante y reconocerla: era Animah, personaje del mismo relato, que comparte aventuras con John. Lógico, me dije. Incluso mis sueños se rigen por cierta lógica.

Pero cuando volví a fijar mi atención en la escena, John había desaparecido, y Animah se encontraba sola, sentada en la mesa de cristal que antes había servido de plataforma para su baile. Parecía llorar, aunque no podría asegurarlo. Entonces pensé en dirigirme hacia ella. Pero no pude decidirme, algo en mi mente parecía inmovilizarme e impedirme dar el primer paso. En la duda, mi sueño se desvaneció… y entreabrí los ojos.

Me desperté y tras traer de vuelta a la incipiente vigilia aquella escena, reflexioné acerca de que es lo que me impedía acercarme a alguien que realmente había despertado mi interés. Quizás el miedo a ser ignorado o rechazado, pensé. No lo sabía… había sentido imperiosamente que debía aproximarme a una parte de mi alma que se perdió tiempo atrás… pero no lo hice.

Por todo ello, este es mi deseo para el 2012: reencontrar a Animah en el mundo de la vigilia para enmedar mi indecisión y (re)conocerla de veras. Aunque parece ser que todo está escrito (Maktub) el destino siempre juega a favor de aquellos que siguen el dictado de la verdadera esencia de su alma: Amor Fati. Yo ya he escrito la primera letra de esta canción, ahora sólo hace falta que algún fragmento perdido de mi alma escriba la música.

La música empieza donde se acaba el lenguaje. (E.T.A. Hoffmann)

El signo de Animah

El signo de Animah

Si te ha interesado esta entrada, también te puede interesar:

votar

Lisa Simpson: valores de futuro

Lisa Simpson

Lisa, recreada por su mejor fan: Marc

Los Simpson, (¿)una sutil expresión del yin y el yang(?)

El grito de Lisa

Lisa ante la atrocidad del mundo

Si sois seguidores de esta genial serie de televisión, ya os habreis percatado de que en ella, y dentro del nucleo de la familia Simpson, coexisten sutilmente las representaciones de dos principios: el masculino y el femenino.

El principio masculino, representado por Homer y Bart, nos muestra, con demasiada frecuencia, ciertas formas de egoísmo y hedonismo. Ellos, aun siendo encantadores (y tiernos en el fondo, aunque hay que rascar mucho) no dejan de dar muestras de su dejadez, irresponsabilidad, egocentrismo, ingratitud y voracidad. También es cierto que, sin estos atributos, no serían tan graciosos.

En cambio, el principio femenino, representado por Marge y Lisa, nos muestra los opuestos: sensatez, responsabilidad, dedicación y compromiso. Ellas son el contrapunto a sus contrarios, Homer y Bart. Ya sabemos que los opuestos se necesitan para compensarse. Aunque, con frecuencia, el desequilibrio sea desmesurado (y por tanto, divertido…)

Lisa: futuro perfecto

Lisa Simpson, enmarcada dentro del anterior principio femenino, representa un paso más: el principio de una evolución/revolución. Por su forma de ser, Lisa ejemplifica unos dignísimos valores que son fruto de una profunda visión del mundo. Ella podría definirse como:

inteligentemente consciente
conscientemente inteligente
irremediablemente comprometida
lógicamente demócrata (incluso más que el propio partido de su país)
decidadamente ecologista
coherentemente vegetariana
perdidamente idealista
ligeramente budista
obligadamente feminista
valientemente luchadora
– y muchas cosas más que se quedan en el tintero…

Lisa es, de por sí, una parte fundamental del futuro perfecto de la humanidad. Gracias, Lisa Simpson, por darnos, día tras día, una clara lección del camino a seguir. Y si algún día te decides a escribir algún artículo para algún blog, espero consideres aportar tu gran sabiduría a este, tu blog, que tanto te aprecia. Para nosotros, sería un verdadero honor.

Richard Gere y Lisa Simpson

Lisa practicando meditación transcendental

En cada niño y niña nace la humanidad. (Jacinto Benavente)

votar

Persépolis de Marjane Satrapi

Persépolis, el Cómic

Marjane-niña recreada por Marc

En tu vida conocerás muchos tontos. Si te hacen daño, recuerda que es porque son estúpidos. No respondas a su crueldad. No hay nada peor que la amargura y la venganza. Muestra tu dignidad y tu integridad. (Abuela de Marjane Satrapi)

Persépolis, la novela gráfica

Esta obra autobiográfica de Marjane Satrapi es una de aquellas obras que rompe todos los tópicos, a la vez que nos acerca a la realidad (al menos, por mi, ampliamente desconocida) de su pueblo. Persépolis fue la capital de un imperio, el Persa, que, a lo largo de los siglos, ha devenido la actual nación Iraní.

Es una creación divertida y conmovedora, así como una profunda reflexión sobre la historia y el destino del pueblo Persa. Tampoco podemos obviar que es la obra de una mujer que creció en un entorno de privación de sus derechos. Una doble privación: por un régimen político totalitario en contra de cualquier libertad y por un régimen religioso fundamentalista en contra de la libertad de las mujeres en particular.

Por todo ello, Marjane decide finalmente abandonar su país en busca de refugio y sustento para su rebelde genio. Lo que podemos encontrar en esta fantástica novela es todo su periplo explicado con pelos y señales. Una trayectoria vital que abarca su niñez, su adolescencia y parte de su madurez.

A destacar que, revisando el género de la novela gráfica, encontramos una proporción de autoras (en femenino) bastante nimio. No entiendo muy bien porque es así, pero es un hecho. Esperemos que el gran ejemplo que dan creadoras como la propia Marjene anime a un elenco de futuras novelistas que destapen el increíble potencial del género femenino en este Arte.

Marjane Satrapi

Marjane Satrapi

Persépolis, el film

Y para todos aquellos perezosos del género del Cómic existe una exquisita versión cinematográfica de la novela que respeta integramente (siempre con las lógicas limitaciones impuestas por el propio celuloide) el guión de la novela gráfica. Marjane participó activamente en la creación del film, lo que asegura una fidelidad excepcional. Y el resultado es asimismo excepcional.

Persépolis, el film

Persépolis, el film

Daniel Clowes y la ironia

Daniel Clowes ironizando

Daniel Clowes ironizando

Daniel Clowes es uno de los grandes autores norteamericanos de novela gráfica. En su ya larga trayectoria se ha caracterizado por mostrar diferentes facetas de la ironía.

La ironía de la carcel invisible

Ice Haven

Ice Haven

Una carcel invisible es una prisión que somete a tu espíritu. No existen barrotes que limiten tu libertad de movimientos, siendo peor aquellos que impiden tu crecimiento vital.

La ironía del mundo del Cómic

Pussey

Pussey

Quien mejor que alguien en el propio establishment para sabotearlo desde dentro. Con alegría, pero sin piedad, como debe ser.

La ironía de la madurez

Ghost World, el Cómic

Ghost World, el Cómic

¿Puede existir ironía sobre la madurez? Sí, sobre todo en el momento que la afrontas por primera vez. Es entonces cuando sueles sonreír, por no llorar ante la hipocresía de una sociedad responsable que te acoge entre sus (opresores) brazos. ¿Hay otra opción?

La ironía es una tristeza que no puede llorar y sonríe. (Jacinto Benavente)

votar

Ghost World de Daniel Clowes

Ghost World, el Cómic

Ghost World, el Cómic

Daniel Clowes ha conseguido con este esplendido Cómic plasmar las inquietudes asociadas al proceso de madurez de sus dos protagonistas: Enid y Rebecca. Ambas, jovenes adolescentes, amigas desde la infancia, se encuentran en esa época (final del bachillerato) en la cual un mundo de responsabilidades se abre ante ellas de forma apremiante.

Clowes indica en el prefacio que, en un inicio, Enid y Rebecca intentaban representar dos partes de él mismo. Después, como suele pasar, los personajes fueron tomando vida propia. Tal como avanza el relato y vas conociendo mejor a sus chicas, sí que captas diferentes rasgos de dos personalidades sustancialmente diferentes pero, sin duda, compatibles en una misma carne.

Un mundo fantasmal

Ese extraño mundo que Enid y Rebecca divisan en sus horizontes es uno que, tal como intuyen, va a cambiar su forma de vivir y de relacionarse (también entre ellas) de forma dramática. Ese mundo irreconocible está ya demasiado cerca y tiene un cierto aspecto fantasmal: los fantasmas siempre aterran, sobre todo si sabes que ya no puedes evitar enfrentarte con ellos.

Ambas comparten el esperado hedonismo irrespetuoso e irreverente propio de todo/a adolescente. También comparten un cierto desconcierto respecto a los valores que en esa época de sus vidas han de comenzar a edificar.

La adolescencia, tal como sabréis aquellos/as que la hayáis pasado, consiste en algo así como probar de construir una sólida y sensata nueva etapa de tu vida sin que nadie te haya entregado un buen manual de instrucciones.

Enid y Rebecca en un mundo fantasmal

Enid y Rebecca en un mundo fantasmal

Enid y Rebecca

Enid representa el personaje más sensible y por tanto más complejo. Diferente por esencia y por vocación, anda probando de reflejar su imagen en una variedad de modas (cuando más snobs, mejor). Ella manifiesta aquella vertiente de la adolescencia que implica más duda e indecisión, más incapacidad de resolución. Vive en una pertinaz confusión que oprime su espíritu y que acaba transformándose en una peligrosa carencia de autoestima.

Enid.- …antes de ir a la universidad mi plan secreto era no decir nada a nadie y subirme un día a un autobús que me llevara a alguna ciudad al azar y mudarme allí y convertirme en otra persona…
Rebecca.-¿y luego?
Enid.- …no volvería hasta que no me hubiera convertido del todo en esa nueva persona… solía pensar en ello todo el rato…
Rebecca.- no lo entiendo…
Enid.- eso es porque tú no te desprecias a ti misma…

Rebecca parece pasear por el relato a remolque de Enid, y personifica la variante más (forzadamente) responsable de la adolescencia. Aquella que, aun compartiendo una cierta dosis de desilusión vital con Enid, intuye que es mejor afrontar la madurez desde un punto de vista más práctico. Su lema podría ser: no dejes pasar las oportunidades que cruzan por delante de la puerta de tu casa, pues no sabes si se van a volver a presentar. Aspirar a más puede ser demasiado peligroso.

El film

Ghost World, el film

Ghost World, el film

La película sobre este Cómic es un caso curioso. El propio Daniel Clowes participó en el guión de la misma. Y se nota pues el resultado ha sido un original remix del Cómic que, aun cambiando ostensiblemente la forma, respeta el trasfondo de forma sorprendente.

La obra se centra en una trama que ni se vislumbra en la novela gráfica, va seleccionando partes de aquí y de allí, las reordena, añade algún que otro elemento inédito y como resultado obtiene una historia que contiene el mismo mensaje de fondo que el Cómic.

Las actrices seleccionadas para los papeles principales (Thora Birch y Scarlett Johansson) encajan que ni pintadas adrede. Además encontramos a un impresionante Steve Buscemi en un papel arrebatador (a la vez que muy propio del bestiario de Daniel Clowes): un tío raro por vocación que no encaja ni desea encajar en la sociedad que lo envuelve. La diferencia es un valor en los tiempos que corren.

El producto final de Terry Zwigoff es del todo meritorio: una película notable que curiosamente fue vendida al público como una divertida comedia. Aunque es una de aquellas comedias que, más que hacer reír (que en ocasiones lo consigue) hace reflexionar sobre la naturaleza del llanto que no derrama lágrimas.

Juventud, divino tesoro, ¡ya te vas para no volver! Cuando quiero llorar, no lloro…y a veces lloro sin querer. (Rubén Darío)

Daniel Clowes y los Simpsons

Daniel Clowes en los Simpsons

Si te ha interesado esta entrada, también te puede interesar:

votar

Pussey de Daniel Clowes

Pussey

Pussey

El retrato de un micro-cosmos

En esta obra Daniel Clowes realiza una profunda y sarcástica sátira sobre el micro-cosmos que le rodea: el del Cómic. Y no deja títere con cabeza entre toda la fauna de autores, editores, libreros y lectores (aquí nadie se salva) que lo circundan. Se nota que lo conoce al dedillo y por eso el retrato le sale que ni pintado.

La sátira y la risa como terapia

En Pussey encontramos al Clowes más mordaz, irónico y, a la vez, divertido. El patetismo suele estimular la carcajada (que crueles somos a veces) y este relato rebosa patetismo por todas y cada una de sus páginas. No se puede descartar un cierto tono autobiográfico dada la proximidad emocional del creador con el escenario de la historia.

No hay nada como una sana e incisiva capacidad de auto-crítica. Y si tanta crítica no ha servido para sanar al mismo autor, al menos le habrá permitido ahorrarse los altos emolumentos correspondientes a una buena terapia psicólogica. Y al lector, la risoterapia le habrá salido prácticamente gratis.

Daniel Clowes

Daniel Clowes

La sátira es el arma más eficaz contra el poder: el poder no soporta el humor, ni siquiera los gobernantes que se llaman democráticos, porque la risa libera al hombre de sus miedos. (Dario Fo)

Si te ha interesado esta entrada, también te puede interesar:

votar

Viaje al corazón de la tormenta

Viaje al Corazón de la Tormenta

Viaje al Corazón de la Tormenta

Una obra con un título como éste, antes de leerla, ya ha conseguido robarte el corazón. Todo viaje implica algún tipo de cambio: algo desaparece en tu interior para reaparecer bajo otra forma. Si además el viaje es hasta el mismo centro de la tormenta, la transformación, si la sobrevives, pasa a ser de índole vital.

La autobiografía como catarsis

No se muy bien porqué pero es constatable que, con sospechosa frecuencia, los autores de Cómic plasman su propia vida en alguna de sus obras. Este extraordinario Cómic contiene el relato autobiográfico del mismísimo Will Eisner, una leyenda viva en el Arte de la novela gráfica.

Supongo que, en un momento dado, purgar tu consciencia a través de tu propia obra te permite cerrar y/o pasar página en tu vida. Y eso tiene un sentido más profundo para un autor de novela gráfica, disciplina en la cual el formato de página tiene un significado notoriamente mayor.

El doble viaje

Este viaje es doble: uno físico y otro a través de la memoria. El viaje tangible es en tren y lleva a Eisner al centro de adiestramiento que le servirá de trampolín para sumergirse en la Segunda Guerra Mundial. La tormenta perfecta se atisba en el horizonte.

Pero los viajes en tren tienen un poderoso sentido de evocación y Eisner, mientras se desplaza hacia lo incierto (y no hay nada mas incierto para la vida de uno que una guerra) rememora su vida y la vida de los suyos: su familia y su etnia, la judía.

Es en ese viaje intangible donde el autor repasa su existencia a través de una tormenta de recuerdos. Una tormenta más trascendente que cualquier otra, en la cual hace balance de su origen y de su destino. Una que vislumbra en la cercanía, y no en la lejanía, la posibilidad de la muerte.

Por muy larga que sea la tormenta, el sol siempre vuelve a brillar entre las nubes. (Khalil Gibran)

Si te ha interesado esta entrada, también te puede interesar:

votar

Las reglas del juego de Will Eisner

Las reglas del juego de Will Eisner

Las reglas del juego de Will Eisner

Esta obra es un relato generacional y costumbrista donde el gran Will Eisner establece un perspicaz paralelismo entre el propio relato y el típico cuento clasista con final feliz. Ya sabéis: aquel cuento en el cual un plebeyo o una plebeya se acaba casando (por amor, claro está) con un miembro de la realeza y acaban siendo felices (y comiendo perdices).

El Arte secuencial del Cómic

La historia se centra en la vida de una familia de origen judío-alemán, los Arnheim. Explica como llegan a los Estados Unidos a mediados del siglo XIX, como prosperan rápidamente gracias a su astuto sentido del negocio y como pasan a formar parte de una prospera y adinerada burguesia judía que se comporta como lo hacen todas: como una nueva aristocracia exclusivista y excluyente.

El relato se propaga a través de diversas generaciones hasta llegar a principios del siglo XX. Eisner vuelve a hacer gala de su maestría en el complejo Arte de secuenciar un guión, esta vez a lo largo de prácticamente un siglo.

Las estrictas normas del juego

Las reglas del juego son, por un lado, las derivadas del matrimonio de conveniencia y, por otro, las normas impuestas por los miembros de aquel privilegiado círculo social. El retrato de la familia Arnheim que hace el autor es realmente crudo. Muestra como el interés y el egoísmo priman en las relaciones establecidas entre sus miembros, así como en el entorno social que les contiene.

Aunque en contadas ocasiones, la clase alta, haciendo alarde de una magnánima generosidad, permite a un plebeyo de buen corazón entrar en su circulo social. En este caso no se trata de un matrimonio de conveniencia sino de uno por amor. La cuestión ahora sería ¿qué hará el plebeyo de corazón puro? ¿Mantendrá su corazón integro o adoptará la podredumbre del viciado entorno? Dejemos que el genial Will Eisner nos desvele el final…

Se llama matrimonio de conveniencia a un matrimonio de personas que no se convienen en absoluto. (Oscar Wilde)

Si te ha interesado esta entrada, también te puede interesar:

votar

Alan Moore, el rebelde con causa

Neil Gaiman y Alan Moore

El Maestro Alan Moore junto al alumno aventajado Neil Gaiman

A lo largo de su prolífica y magistral obra artística el británico Alan Moore, Maestro de Maestros, se ha mostrado como uno de los creadores más rebeldes en el Arte de la novela gráfica.

Rebelde contra el poder absoluto: V de Vendetta

V de Vendetta

V de Vendetta

¿Alguien reconoce la careta que aparece en la portada de este Cómic? Corresponde a Guy Fawkes, uno de los primeros anarquistas ingleses. En V de Vendetta se comprende porqué hoy en día los que luchan contra algunos gobiernos corruptos y fascistoides utilizan esta máscara. La máscara que revivió Alan Moore se ha convertido en un símbolo de la lucha por cambiar el Statu Quo.

Rebelde contra el puritanismo: Lost Girls

Lost Girls

Lost Girls

Cuando la pornografía es tratada por Artistas, se convierte en Arte. Este es el caso de Lost Girls. Otro símbolo y otra bofetada a la mojigatería de ciertas sociedades.

Rebelde contra la decadencia moral: Watchmen

Watchmen

Watchmen

Qué se puede decir de Watchmen… simplemente que es una de las obras mas profundas y devastadoras contra la ignorancia, el miedo y la decadencia humana. Una obra Maestra de referencia en el ámbito de la creación Artística. Otra más cortesía de Sir Alan Moore.

Alan Moore en The Simpsons

Groening rinde pleitesía al Maestro

La rebeldía es hija de la experiencia. (Leonardo Da Vinci)

votar

A %d blogueros les gusta esto: