Archivo del sitio

El sueño de Goya

El pelele

El pelele

Los prolegómenos en el mundo visible

Las pinturas tienen la extraña capacidad de evocar nuestros sueños. Y las pinturas de Goya parecen incluso algo más proclives a semejante insinuación.

El pasado 22 de Abril mi hijo Marc me comentó que tenia que asistir, junto a un compañero de clase, a una exposición de Goya que actualmente tiene lugar en Barcelona. Tenían que realizar un comentario sobre alguna de las pinturas expuestas allí.

Me sorprendió ¿una exposición de Goya? Yo no tenía ni idea, era la primera noticia que tenía. Tal como lo comentábamos, una imagen acudió a mi mente: El pelele. Una pintura que pude observar con detalle en cierta ocasión, tiempo atrás.

Tuve que insistir para que mi hijo me dejara acompañarle. Finalmente accedió a regañadientes. Ya se sabe que a ciertas edades (y sobre todo, ante sus compañeros o amigos) los hijos suelen renegar de sus padres… cosas de la pre-adolescencia.

Acudimos en coche a recoger al compañero de Marc, Sergi. Tras ello, nos dirigimos hacia la exposición.

Previendo que me costará aparcar por los alrededores del CaixaForum, ellos se apean a la entrada y yo me aventuro a buscar estacionamiento para el coche. Como es una zona cuyas calles y recovecos conozco bien (en la misma falda de la montaña de Montjuïc) confio que encontraré algo con presteza. Estoy ciertamente equivocado…

Pasada media hora, aun merodeo las inmediaciones sin éxito alguno. Tras mucha paciencia, diviso un espacio vacio… demasiado justo… ¿entrará? Entra más justo que la sexta sardina en un lata para cinco sardinas… pero entra. Espero que mi particular entierro de la sardina tenga, al menos, un buen fin.

Abandono el vehículo y tras unos minutos, me introduzco en el espléndido recinto del CaixaForum. A continuación, me acerco al edificio donde se encuentra la exposición… ¡¡vaya cola!!

Supongo que eso es lo que tienen las exposiciones gratuitas. Además, por su ausencia, deduzco que mis dos jóvenes acompañantes ya han entrado. Me armo otra vez de paciencia y me coloco al final de la cola.

La luz precede a la sombra

La luz que precede a la sombra

Mientras estoy en la cola, levanto la mirada y observo el cielo. El dia se pinta de blanco mullido y azul luminoso, lleno de luz, con esa luz tan única y maravillosa de las ciudades que acarician el Mediterráneo. Aprovecho el transcurso de la espera, para disparar una instantánea con la cámara fotográfica de mi teléfono.

Justo en el umbral de la entrada, pienso: curioso.. estoy a punto de acceder a una exposición titulada Goya, luces y sombras… abandono la luz… y entro en las sombras. Dicho y hecho. Tal como entro en la sala, la luz se convierte en una penumbra entre ocre y rojiza que, por sorpresa, pesa sobre los hombros.

Ya en el interior, avanzo rápido en la búsqueda de los estudiantes… Una vez los encuentre, ya volveré sobre mis pasos, para detener mi expectante atención/intuición en las primeras pinturas.

Entro en la primera sala grande y mis ojos son irremediablemente atraídos por una pintura colgada a la derecha: El pelele. Una amplia sonrisa se dibuja en mi rostro. Sabía que estaría allí. Pero ¿cómo podía saberlo? me pregunto. Tan sólo podía haberlo intuido. Pero resulta que mi intuición ultimamente anda tremendamente afilada. Mi intuición esboza, desde el inconsciente, casualidades demasiado increíbles para un mundo racional.

Tras detenerme un instante delante de aquella pintura, fruto de mi más aguda intuición, continuo la búsqueda de aquel par de jovencitos… ¿dónde se habrán metido?

Camino un par de salas más, atravesando las barreras humanas impuestas por pequeñas aglomeraciones, y los encuentro delante de otra pintura. Se trata de La novillada. Al parecer, ésta será la pintura objeto de su trabajo escolar. Les comento que quizás El pelele podría ofrecerles un comentario mucho más trascendente. Ni caso. Ellos continúan enfrascados en la recopilación de información para su pequeño ensayo.

Justo al lado de la pintura taurina, se encuentra una sala interactiva cargada de contenido audiovisual. Como es de esperar, después de abandonar el novillo, mis dos acompañantes se dirigen de cabeza hacia ella. Les sigo. En mi mente, todavía clama al cielo la revisión del pelele, pero me ratifico que encontraré algún momento para mi escapada, ante su imperiosa solicitud presencial.

En esa sala audiovisual encuentro otro pequeño tesoro, un ordenador en el cual corre una aplicación interactiva que se presenta de lo más golosa. Además, cuando fijo un poco más mi atención en la aplicación, una palabra resalta en la página de inicio: crónica, crítica, drama… y sueño. Y mi curiosidad sucumbe.

Sueño es la palabra que yo esperaba encontrar allí, en aquella exposición. Leo, como introducción, las siguientes palabras:

Goya pinta y dibuja con la intención de hablar de una idea o de denunciar alguna cosa. Pero también pinta imágenes que nos recuerdan los sueños o aquello que imaginamos cuando la mente vuela sin que nada la obstaculice. Parece que no tengan sentido, pero, en algunos momentos, Goya solo puede explicar la realidad huyendo de la misma. ¿Y cómo crea estas imágenes extrañas e inquietantes?

Tal como navego por aquel sustrato de los sueños de Goya, voy introduciéndome en su imaginación, en la recompensa de sus ensoñaciones diurnas, fruto, a su vez, de sus sueños nocturnos. Comienzo a notar como mi bello se eriza…

Acabo de engullir todo aquel apetitoso bocado que dispara mi propia imaginación y decido que ya es suficiente: El Pelele me reclama, y me debo a él. Estoy allí solo para introducirme en el sueño de un pelele, un muñeco manteado por Goyescas de risa puntiaguda.

Abandono momentaneamente a mis acompañantes a su (buena) suerte y vuelvo sobre mis pasos. Ya me encuentro delante de mi pintura, un oleo sobre lienzo de 267×160 cm. Lo cierto es que impresiona por sus dimensiones y por su aurea. Antes de (con)centrarme totalmente en ella, leo la pequeña reseña que hay a su izquierda. Nada nuevo. Sé que debo beber aquello que estoy buscando de alguna otra fuente: en el propio sueño de Goya.

Me coloco delante de la pintura, bien centrado. La observo con ojos jóvenes, de abajo a arriba. Parece que me haya estado esperando. Me extraño, una vez más, porque aunque la exposición esta abarrotada de almas, nadie se interpone entre mi mirada y la sutil presencia del oleo. Esa pintura desea hablar, entablar un dialogo, pero sólo con mi alma.

Comienzo a fijar todos (repito, todos) mis sentidos en esa metafórica creación de Goya. Siempre que he conseguido esa atención plena, fijar todos los sentidos en algo, el mundo circundante se va disolviendo, desapareciendo. Eso es, de hecho, lo que deseo en este momento.

El sueño en el mundo invisible

Mi experiencia sensorial se diluye lentamente y se traslada al mundo de las reminiscencias del mundo nocturno, aquel en el cual rigen los sueños. Paulatinamente voy acercándome a aquella linea que separa lo visible de lo invisible, la vigilia del sueño, el razonar del sentir, la tierra del agua.

Me aproximo a terrenos misteriosos, enfangados, pantanosos, donde se mezclan arenas de diferentes grosores y aguas de diferentes colores.

Algunos califican estos terrenos de yermos, y transitan rapidamente por ellos, sin detener la más mínima atención. Yo no, pues los conozco de otras experiencias y sé que una estancia indefinida en los mismos, permite obtener la clave de la infinita fertilidad de ambos mundos.

Y ahí es donde yo quería llegar: a un dominio en el cual mi intuición, el sexto sentido, sea capaz de atravesar los trazos de la pintura que los ojos muestran a mi espíritu… y contactar con el sueño que germinó la totalidad de la obra: el del autor. Sólo así podría obtener las respuestas que yo buscaba.

Porque mis agitadoras preguntas, las más profundas, aquellas que me habían plantado allí, delante de aquel lienzo, son las siguientes: ¿quiénes son esas mujeres que mantean al pelele? y ¿quién es ese muñeco inerte?

Poco a poco, mi intuida revelación se va inflando, toma el aire de chispeantes ensoñaciones que conectan el pasado y el presente.

La mujer más a la izquierda me habla, su lenguaje es confuso, repleto de letras de diferentes colores y tamaños. Demasiado joven, demasiado inconexa. Pero reconozco su magnetismo. En (demasiadas) ocasiones, su inocente atracción me sedujo, me cautivó sin yo desearlo. He desenmascarado al delirio, forma primigenia de la locura.

La mujer situada detrás, en el centro, posee una nariz amplia, ojos separados y una risa pérfida, desalmada. Su risa la delata de forma escandalosa. Cuando tengas la desgracia de escucharla, al mismo tiempo, podrás sentir como un anillo que oculta en su mano te desgarra cualquier dulce sabor que pueda albergar tu boca. Se trata de la desesperación.

La mujer colocada más a la derecha está ataviada con sugerentes gasas, su sonrisa es limpia, su boca es andrógina pero sensual. Una sensualidad que enloquece a los que la besan. Una vez te atrapa, será difícil deshacerte de su encanto. Ella y su hermana melliza, la desesperación, jugarán con tu alma hasta destrozarla. Sin ninguna piedad. Esa boca, la más dulce, la más amarga, pertenece al deseo.

¿Y quién es la mujer que se encuentra dándome la espalda? Mira al muñeco de forma serena. No se divierte con el manteo. Se sabe conocedora del último secreto que descubrirá aquella marioneta. Algunos muñecos habrán podido escapar al juego de sus tres compañeras, pero nunca al suyo. Ella, vestida de oscuridades y negruras, es la muerte.

Y ese muñeco con una máscara inexpresiva en la cara, con los miembros torcidos, casi descuajados. Ese espantajo que es manteado compulsivamente entre risas y silencios. Ese títere que busca una paz olvidada. Ese pelele era Goya… y ese pelele he sido, soy y seré yo mismo.

Dedicatoria

la linterna mágica

La linterna mágica

Esta entrada está dedicada a una Linterna Mágica. Sin la semilla que su mágica luz plantó en la pantalla de mi imaginación, todo este relato no habría tenido lugar ni en el mundo visible, ni en el mundo invisible.

Los puentes permiten el abrazo de dos riveras. Permiten el paso entre dos mundos, mientras por debajo, las aguas bailan al son de una luminosa banda sonora.

La magia es un puente que te permite ir del mundo visible hacia el invisible. Y aprender las lecciones de ambos mundos. (Paulo Coelho)

Si te ha interesado esta entrada, también te podría interesar: los Eternos, de la novela gráfica The Sandman.

votar

Los signos y las señales del amor

Las señales… y los signos del amor

En las manos te traigo
viejas señales
son mis manos de ahora
no las de antes

doy lo que puedo
y no tengo vergüenza
del sentimiento

si los sueños y ensueños
son como ritos
el primero que vuelve
siempre es el mismo

salvando muros
se elevan en la tarde
tus pies desnudos

el azar nos ofrece
su doble vía
vos con tus soledades
yo con las mías

y eso tampoco
si habito en tu memoria
no estaré solo

tus miradas insomnes
no dan abasto
dónde quedó tu luna
la de ojos claros

mírame pronto
antes que en un descuido
me vuelva otro

no importa que el paisaje
cambie o se rompa
me alcanza con tus valles
y con tu boca

no me deslumbres
me basta con el cielo
de la costumbre

en mis manos te traigo
viejas señales
son mis manos de ahora
no las de antes

doy lo que puedo
y no tengo vergüenza
del sentimiento

Poema Señales de Mario Benedetti

Signos y señales

Los signos y las señales son como dos caras de una misma moneda. Una moneda que hemos intercambiado con los seres que amamos, que intercambiaremos con aquellos que amaremos:

En tus rojos signos
busco yo mis señales.
En tus blancas señales
encuentro yo mis signos.

Tus velados signos
me turban, me desconciertan.
Tus sinuosas señales
me funden y confunden.

Mi signo transcrito
con el apremiante corazón.
Mi señal revuelta
con el humeante dolor.

Ama hasta que te duela. Si te duele es buena señal. (Madre Teresa de Calcuta)

Un signo para el amor

Un signo para el amor

votar

El sabor de la luna llena

La luna llena saboreando una cumbre

La luna llena saboreando una cumbre

La luna luce, espléndida,
en medio de la oscuridad,
da vida a algunas estrellas
pues a esta la hacen sonrojar,
sus tonos rojos de sangre
son reflejados en el mar.

Luce sus mejores galas,
doradas y plateadas,
entre ellas su aura mágica,
frágil rayo de esperanza.

Firme sobre el horizonte,
una cosa quise decir:
-Luna ¿por qué estás ahí?

Se hallaba encima de un monte,
a lomos de alguna nube,
busco yo respuesta alguna,
que nunca jamás la tuve.

Poema dedicado a la luna nueva de la próxima noche, en su punto de inflexión, de nuevo caminando desde la oscuridad hacia la plenitud de la luna llena. Autor: Marc.

En el majestuoso conjunto de la creación, nada hay que me conmueva tan hondamente, que acaricie mi espíritu y dé vuelo desusado a mi fantasia como la luz apacible y desmayada de la luna. (Gustavo Adolfo Bécquer)

La luna llena según The Waterboys

votar

Un abrazo exquisito

Un sincero abrazo

Las lineas del más tierno abrazo

Una mujer exquisita
es aquella con la cual,
en la frontera de la vigilia
una vez, soñé las lineas
del más tierno abrazo.

Una mujer con la cual,
en el reino de la imaginación
mis veladas ensoñaciones,
aprendieron a dibujar
un millar de abrazos sin fin.

Una mujer que sabrá pintar
en las laderas de la vigilia
con sinceros brazos
un millón de cálidos abrazos
para aquel que despierte su amor.

Más letras para la música de un fragmento perdido de mi ánima. Siempre he anhelado el delicado abrazo de la mujer más exquisita: la Poesía. Una Poesía que renace, cada vez más rica, con cada tierno abrazo que le ofrecemos.

Lo que ahora no alcanza la perfección, la alcanzará en un intento posterior o reiterado; nada de lo que abrazó la historia es pasajero, y a través de transformaciones innumerables renace de nuevo en formas siempre más ricas. (Novalis)

Calíope

Calíope

votar

El espejo de la autoestima

El espejo de la autoestima

El espejo de la autoestima

Mi labor es soplarte la niebla
y avivarte las luces.
Despejarte las nubes
y bajarte las ideas.
Apretarte los tornillos,
que a veces se te sueltan.
Estrujarte las entrañas,
alisarte y enderezarte las pestañas.
Arrancarte malas hierbas,
regarte cada día, hacerte crecer.
Calentarte los ojos,
templarte los pies.
Subrayarte el alter ego,
pintarte de rubor.
Coserte la sombra a la pared,
adherirte la ilusión.
Detenerte el tiempo,
descongelarte la visión.
Amortiguarte vértigos,
ladrarte te quieros,
desmembrarte los miedos.
Taponarte las estelas,
protegerte de satélites.
Endulzarte la amargura,
desvestirte la soledad.
Contarte cuentos para dormir,
interpretarlos para desperezar.
Perfumarte el asteroide.
Desempolvarte el corazón.

Mi labor es ser tu espejo,
que veas en mí tu reflejo.

Fuente: Eye in eye en la linterna mágica

Un espejo fiel de la más pura poesía

El poema anterior sería digno de aparecer en cualquier texto de referencia poética. Contiene dos de los elementos esenciales para ello: el don de la alquimia de las palabras y el don del sentimiento sincero.

Sobre la alquimia de las palabras no hay mucho que decir: todos somos capaces de emocionarnos con un plato delicioso. Y todos los platos deliciosos han de tener, como base, exquisitos ingredientes yuxtapuestos en su justo equilibrio y precisa medida. Sin estos factores, la poesía de la gastronomía no se convertiría en verdadero Arte.

Pero aun más importante es que el autor del poema logre rasgar su corazón con piedras preciosas de aquellas que desgarran sentimientos, que descosen sus emociones más sinceras. Cuando esto ocurre, el autor consigue transmitirnos la pasión que destilaba mientras lo escribía. Logra acariciar nuestra fibra sensible. Y es aquí donde un poema extraordinario aventaja a uno ordinario.

Cuando la Poesía vuela alto, toca cimas elevadas, nos emociona y nos nubla la mirada. Cualquier poema que lo consiga, merece nuestro más eterno agradecimiento. Nos devuelve el tenue reflejo/resplandor de una inextinguible luz que ha guiado (y guiará) a la humanidad a través de la eternidad. La luz de un faro que brilla desde tiempos remotos.

Un faro para nuestros sueños: la Poesía

Un faro para nuestros sueños: la Poesía

El espejo roto de una autoestima perdida

El espejo roto de la autoestima

El espejo roto de la autoestima

Cuando leí por primera vez este poema, sin saber todavía a que hacía referencia, me dije a mi mismo: ¡wow, yo quiero un espejo así en mi vida! Poco después, la autora del poema me descubrió que sus letras hacían alusión a la autoestima. Tras una lenta asimilación de aquella respuesta, sentí un ligero ahogo en mi pecho. Lo volví a leer con mucho más detenimiento… aquellas palabras detallaban algo demasiado anhelado.

Me llegó un eco lejano de nefastas reminiscencias del inconsciente, de reiteradas pesadillas que habían ahogado mi alma desde tiempos arcaicos. Era la gris evocación de una autoestima perdida a una temprana edad. Aquella reverberación me devolvió un llanto, medio silencioso, sumergido en una muda soledad, por todo aquello que había conseguido revivir de un antiguo y cruel sueño.

Un sueño que contenía lágrimas acumuladas de un verde amargo, tatuajes demasiado incrustados en mi piel, golpes sordos que hundían mi pecho en la angustia, espejos de hielo hechos mil pedazos… Quizás algún día relate los ecos de mi mal sueño, con el fin de exorcizarlos…

Lo único que tengo claro es que mi estima, la propia, la más necesaria, ya alumbra con luz suficiente para evitar la rotura de más espejos. Una tenue, amarilla (y en apariencia inestable) luz que ningún otro aliento (por huracanado que sea) logrará nunca/jamás apagar.

Vela

Hay solamente dos maneras de esparcir la luz, ser una vela o el espejo que la refleje. (Edith Wharton)

Philip Glass y sus trabajos de cristal

votar

Mare Nostrum

Mi paisaje favorito de Catalunya

Mi paisaje favorito de Catalunya

Las palabras son lágrimas escritas. Las lágrimas son palabras que necesitan llorar. Sin ellas, ninguna alegría tiene brillo, ninguna tristeza tiene final.

Por lo tanto, gracias por tus lágrimasMare Nostrum
Extracto del libro Aleph, Paulo Coelho.

Nuestro mar: Mare Nostrum

El Mare Nostrum es un mar curioso, no muy extenso (comparado con ciertos oceanos) y prácticamente hermético. Por milenios, ha sido cuna de algunas de las más grandes civilizaciones de la historia. Sus aguas han bañado a poetas inmortales y a faros que fueron guía para la humanidad.

Su esencia entrega a todos los que somos bañados por él, una luz única en el mundo, un aroma especial de oleajes y relieves, un murmullo peculiar de brisas y vegetación, un pigmento ligeramente dorado en la piel , el gusto por una gastronomía compartida en toda su ribera… a la fin, una forma de saborear la vida totalmente singular.

Mi mar: el Mediterráneo

Nunca sabemos con certeza donde nos llevará la vida, pero sea donde sea que me lleve mi existencia (y cualquiera que sea su prolongación) la esencia del mar Mediterráneo continuará siempre conmigo, en lo más profundo de mi intuición. Este mar me enseñó a nadar… y también que sus lágrimas eran una pura extensión de las de mi corazón.

Siempre que me baño en sus aguas, me dejo flotando en él, boca arriba, con las manos en cruz. Comienzo a sentirlo… y me abandono. Dejo mis ojos entreabiertos mientras centelleos de sol, agua y rocas me deslumbran. Siento como abraza mi piel erizada con su cálida frescura. Escucho su rumor entre sordo y tintineante. Respiro y saboreo su eterno salitre. Sus lágrimas y las mías se fusionan en un único corazón. Donde no llegan las palabras… siempre llegarán las lágrimas.

Debe haber algo extrañamente sagrado en la sal: está en nuestras lágrimas y en el mar. (Khalil Gibran)

Al mar (Mediterráneo) según Manel

votar

Los cuentos del futuro

Un cuento, de tanto en tanto, no hace daño

Un cuento, de tanto en tanto, no hace daño

Ojalá todos los niños fueran tan osados como los de Forges. A veces, es más fácil que se entretengan con todo tipo de dispositivos electrónicos. Éstos no están del todo mal… pero en su justa medida.

La lectura: Cuentos de todos los colores

Cuentos de todos los colores

Cuentos de todos los colores

Los cuentos son maravillosos para incentivar en los niños el hábito de la lectura y la comprensión, el vocabulario, la imaginación y los valores. Además, si son compartidos entre padres e hijos, la experiencia puede ser tremendamente enriquecedora. Tal experiencia crea unos valiosos lazos emotivos entre los participantes. Puedo asegurar que es así.

Hace unos años busqué un libro de cuentos para compartir con mi hijo. Buscaba un libro que contuviera cuentos no demasiado extensos (unas cuantas páginas a lo más) y encontré esta pequeña maravilla: Cuentos de todos los colores. Es una recopilación de cuentos de una gran diversidad de paises del mundo: uno por país. Este libro enseña, por tanto, la pequeña sabiduría encerrada en cada relato y, de regalo, el valor de la pluralidad. Aprender que todas las culturas del mundo nos pueden ofrecer algo de su inmensa sabiduría es algo impagable.

Con este libro entre manos, mi hijo y yo, compartimos inolvidables tardes de domingo. Leyendo, algún rato él, algún rato yo. Aprendiendo pequeñas moralejas extraídas de diferentes puntos de la geografía mundial. Repito, inolvidable.

Además, este libro plantó una diminuta semilla en nuestros corazones: la de visitar los países que conformaban tan peculiar geografía. Nos convirtió en aviadores imaginarios.

La escritura: los cuentos del futuro

Y después del tiempo de la lectura, ahora llega el tiempo para la escritura. Después de habernos empapado de cuentos, de novelas, de cómics y de países… vamos a iniciar una nueva etapa: la creativa.

En otro artículo ya explique que los mapas mentales son una excelente herramienta para la creación/narración de cuentos en grupo. Ha llegado el momento de utilizar todos los medios a nuestro alcance para plasmar nuestra memoria y nuestra imaginación en palabras y pinturas. Ha llegado la hora de crear los relatos que constituirán el relato de nuestro futuro.

Hoy mismo es el aniversario de mi hijo Marc: cumple 14 años. Es un día que me recuerda la fortuna del primer día que lo tuve entre mis brazos. Hoy le he entregado un vale por una vuelta al mundo (gracias a Mariana, por su casual susurro desde Chile el día de mi último aniversario) que realizaremos una vez haya cumplido 18 años. Una vuelta al mundo que será pagada exclusivamente por el fruto de nuestra creatividad.

Y ahora ya está escrito, por duplicado: en un vale y en el blog de las dos gotas de sangre: Rojo Transitorio. Incluso tengo la certeza de que ya estaba escrito en algún lugar. Creo que mi corazón sólo ha recordado un eco del futuro. Pero ahora el compromiso se ha convertido en algo inexcusable: Verba volant scripta manent.

Uno llega a ser grande por lo que lee y no por lo que escribe. (Jorge Luis Borges)

votar

Sobre la leyenda personal

Caminos

Caminos

He abandonado un camino antiguo, bien delimitado y conocido,
el camino permanecerá allí, en su sitio, por siempre
puedo recuperar su memoria
por todo lo que me enseñó, por todo lo que me dio
pero ya no puedo volver la vista atrás.

Me he adentrado en caminos nuevos, por delinear, difusos
solo tengo una vieja brújula medio oxidada en mis manos
perdí toda cartografia entre heridas de guerra
y busco lineas en el suelo…
y empieza a anochecer..

Después de mi decisión hablé con mi viejo amigo R. y me dijo:
no tengas miedo, Dios es el Dios de los valientes
y no mires al suelo, mira al cielo,
en él esta dibujada la mejor cartografia…
y yo apunté:
pero se está haciendo de noche…
… y ya no veo ni mi propia sombra!
y R. añadió:
ten por cierto que
las estrellas se iluminan con el fin de que algún día,
cada uno pueda encontrar la suya
.

Espero que mi viejo amigo esté en lo cierto
porque se está haciendo de noche…
y tengo que dar el siguiente paso….
y empieza a hacer mucho frío.

No hace mucho escribí acerca de los caminos y las encrucijadas. La mágica luz de un farol me apuntó, con sabiduría, que los caminos siempre estarán en su sitio y que las decisiones, sumergidas en nuestro alma, acabarán por salir a flote. Pues sí: una decisión ya había emergido. Y escribí el texto anterior sobre aquella decisión.

Gracias también a Paulo Coelho y a Antoine de Saint-Exupery por susurrar en el oído de mi amigo R. Todos somos esclavos de nuestras palabras y amos de nuestros silencios. Y los silencios también nos hacen (extrañamente) amos de las palabras de otros.

Debe haber, sin duda, una estrella en el cielo. Algunos la llaman la leyenda personal pero tiene multitud de nombres… Lo único que tengo claro es que está en el cielo, y que la identificaré porque será la única en todo el firmamento de la cual colgarán algunos de mis sueños perdidos.

Créeme, en tu corazón brilla la estrella de tu destino. (Friedrich Schiller)

votar

Las múltiples inteligencias

Las múltiples inteligencias

Las múltiples inteligencias

Usted es más inteligente de lo que cree es otro genial libro del genial Tony Buzan. Una obra genial al cuadrado, bien estructurada, fácil de leer y además amena… ¿qué más se puede pedir de un libro? absolutamente nada.

Tony Buzan es un gran investigador del cerebro que ha dedicado toda su vida a explorar como exprimir el inmenso potencial que hay en su interior. Fue también el inventor de una herramienta fundamental (el mapa mental) para extraer el máximo partido de todas las características de nuestro prodigioso cerebro.

¿Sabias que existen diez inteligencias? Yo no lo sabía… hasta que leí este libro. Hasta hace poco, los tests de inteligencia (el famoso Cociente de Inteligencia) solo se centraban en dos, a lo máximo tres, de ellas. Quizás el (caduco) sistema educativo actual debería replantearse como enfocar una nueva visión holística (es decir: total, sin sesgos) en el desarrollo de las personas a su cargo. Creo que, como ya he apuntado en otras ocasiones, sería necesaria una profunda revisión de éste.

En este artículo inicial, simplemente repasaremos someramente cada una de las diez inteligencias para que os hagais una pequeña idea de su naturaleza. Asimismo, se ilustra (tal como hace el libro) cada una de ellas con una persona que la ejemplifica de forma representativa. Ya se sabe que un buen ejemplo es mucho más entendedor que mil palabras. Y la vida y obra de ciertos personajes de la humanidad sirven de guía y referencia para todos nosotros.

Posteriormente no descarto profundizar en cada una de ellas a través de un artículo propio que las desarrolle en mayor grado. Este libro es tan jugoso que creo que se debe prestar una especial/merecida atención a cada inteligencia.

La inteligencia más original

La inteligencia creativa es considerada como un don innato, propiedad exclusiva de unos cuantos privilegiados. Nada más alejado de la realidad. Como todas las demás inteligencias, puede ser desarrollada a través de las herramientas y los ejercicios adecuados.

1. Inteligencia creativa

Thomas Edison

Thomas Edison

La inteligencia creativa es la que se aparta más de la norma, en todos los sentidos. Los genios creativos suelen tener problemas con el inflexible sistema educativo (o social). Personajes como, entre muchos otros, Albert Einstein, Thomas Edison o Richard Branson fueron considerados en sus respectivas escuelas como problemáticos, simplemente por no adecuarse a unas normas demasiado férreas que limitaban su inmensa creatividad.

Fueron tachados por:
– su rapidez y facilidad para generar nuevas ideas apartadas de la norma (fluidez)
– su habilidad por contemplar las cosas desde diferentes puntos de vista (flexibilidad)
– su capacidad de producir ideas diferentes, insólitas y excéntricas (originalidad)
– su capacidad de expandir y enriquecer ideas básicas preexistentes

Inteligencias emocionales: Tú y …

Conocer a fondo la relación con nosotros mismos, con los demás y con nuestro espiritu, es de gran importancia para un desarrollo emocional que comprenda en mayor medida nuestros objetivos vitales.

2. Inteligencia personal: Tú y tu mismo

Christopher Reeve

Christopher Reeve

La inteligencia personal permite mesurar nuestro grado de auto-sastisfacción o auto-estima y es realmente importante pues si no nos encontramos a gusto con nosotros mismos… posiblemente nuestra vida no va a ser nada fácil de llevar.

Debemos comprender nuestra propia persona adecuadamente para aprender a reaccionar de forma correcta ante cualquier situación adversa. Conocerse a uno mismo es un pilar básico para afrontar el camino de la vida de forma que sepamos ciertamente hacia donde nos encaminamos.

Christopher Reeve, actor principalmente conocido por su papel de Superman, lo tenía todo en su mano, pero un día tuvo un accidente que le dejaría gradualmente paralizado. Su reacción podía haber sido la de tirar la toalla, pero decidió luchar con todas sus fuerzas contra su enfermedad, con el más que loable objetivo de poder ayudar a cualquier otro en su misma situación. Pero es que además, con su ejemplo, ha iluminado el camino de todos los demás.

3. Inteligencia social: Tú y ellos

Nelson Mandela

Nelson Mandela

La inteligencia social expresa tu capacidad de empatía y comunicación con el resto del mundo: tanto con otros individuos como con pequeños grupos o grandes masas. A destacar que algunos investigadores destacan esta inteligencia como la más importante de todas. Si sólo se pudiera elegir una, deberíamos escoger la inteligencia social.

Nelson Mandela pasó gran parte de su vida encarcelado por motivos políticos. Cuando por fin fue liberado, no demostró ningún rencor hacia sus encarceladores. Muy al contrario, utilizó sus grandes dotes sociales para encabezar un movimiento político que le permitiría presidir su propio país y recibir el premio Nobel de la Paz.

4. Inteligencia espiritual: Tú y Dios

Madre Teresa de Calcuta

Madre Teresa de Calcuta

La inteligencia espiritual representa una evolución, un paso más allá, respecto a las dos anteriores (la personal y la social). Las personas con una gran inteligencia espiritual poseen una sabiduría profunda, una verdadera comprensión de sí mismas y de los demás que les permite mostrar respeto y compasión por toda la humanidad.

La Madre Teresa de Calcuta, originaria de Albania, se trasladó con 18 años a Calcuta para enseñar en una escuela. Posteriormente se ordenó en un convento de Calcuta pero lo abandonó para trasladarse a trabajar en las calles, allí donde era más necesitada por los indigentes y enfermos. Tras vivir en primera persona la desolación de los barrios más pobres de Calcuta, se traslada a París para estudiar medicina y volver con los conocimientos que le permitieran ayudar en mayor medida a los necesitados. Fundó un nueva orden y empezó a trabajar, entre otros, con los más marginados: los leprosos. Por todo ello, fue galardonada con el premio Nobel de la paz, así como proclamada beata por el papa Juan Pablo II.

Inteligencias corporales

Hasta hace poco, el desarrollo de las inteligencias corporales había sido considerado como secundario. Las inteligencias mentales eran preponderantes sobre las corporales. Poco a poco, nos estamos dando cuenta de que la celebre locución latina, mens sana in corpore sano, tiene una importancia vital para un desarrollo total y sinérgico de las múltiples inteligencias como un todo.

5. Inteligencia física: El lenguaje de tu cuerpo

Michael Jordan

Michael Jordan

La inteligencia física es aquella que te permite disponer de un cuerpo en el cual coexisten la fuerza, la resistencia y la flexibilidad. Gracias a ella te encuentras a gusto y preparado para cualquier exigencia física. Además, tu cerebro necesita de dos tipos de alimentos fundamentales: el oxigeno, fruto del ejercicio aeróbico, y ricos/variados nutrientes, resultado de una dieta sana y equilibrada.

Michael Jordan, posiblemente el más grande jugador de baloncesto de todos los tiempos, es un claro ejemplo de inteligencia física. Fue un derroche de fuerza, resistencia y flexibilidad. Durante 13 años coleccionó más de 21 records en la liga profesional norteamericana y ganó en dos ocasiones el oro olímpico. Él cuidaba todos los aspectos de su cuerpo, partiendo de la base de una alimentación adecuada. Además utilizaba técnicas de visualización mental que le permitieron estar en la cumbre del deporte durante una trayectoria extraordinariamente longeva.

6. Inteligencia sensual: Da sentido a tus sentidos

Walt Disney

Walt Disney

Nuestros cinco sentidos, la vista, la audición, el olfato, el gusto y el tacto, están menos valorados de lo que se merecen. Tal como apuntó Leonardo da Vinci en referencia a la inteligencia sensual: “el común de las personas ve sin mirar, oye sin escuchar, toca sin sentir y come sin saborear, se mueve sin percibir sus movimientos, huele sin distinguir ni olores ni perfumes y habla sin pensar”. No andaba errado pues, en general, no prestamos la suficiente atención a nuestro sentidos para poder obtener de ellos su mejor esencia.

Walt Disney, comenzó su formación academica en una escuela de Arte donde dedicó especial atención a los medios visuales y táctiles. Como resultado de su gran interés por los cinco sentidos, revolucionó el mundo de los dibujos animados introduciendo por primera vez el sonido y el color. Además se planteó el brillante reto de dotar a sus creaciones de una amalgama de sensaciones que mágicamente evocaban el resto de los sentidos, a partir de la vista y la audición. Gracias a todo ello, marcó un antes y un después en la forma de entender el Arte de la animación.

7. Inteligencia sexual: Tu sexo es más inteligente de lo que crees

Giacomo Casanova

Giacomo Casanova

Nuestro organo sexual más grande y potente no se encuentra entre nuestras piernas, sino que se encuentra entre nuestras orejas y es el cerebro. La inteligencia sexual nos inspira, nos impulsa, nos alarga la esperanza de vida y nos permite, además, procrear y mantener la especie.

Giacomo Casanova es considerado una de las personas con más inteligencia sexual de todos los tiempos. Dedicó gran parte de su vida al estudio del Arte y de la Ciencia de la seducción. Y para ello aplicó todas las inteligencias disponibles en su mano. Sus 132 conquistas amorosas bien documentadas le convierten en una referencia en el ámbito de las técnicas amatorias.

Inteligencias tradicionales

Estas inteligencias, la numérica, la espacial y la verbal definen el Cociente de Inteligencia (CI) tradicional. Durante mucho tiempo, este CI ha sido la base para determinar el grado de nuestra “única” inteligencia. Ya hemos visto que estas inteligencias, a la fin, son tan solo un subconjunto de un grupo mayor.

8. Inteligencia numérica: Cuenta con tus números

Andrew Wiles

Andrew Wiles

Los números y las matemáticas forman parte de nuestra vida cotidiana. No tienen gran fama debido, en gran medida, a la forma en que han sido enseñados. Pero desarrollar una fuerte inteligencia numérica que nos permita manejar el alfabeto de los números con fluidez es algo básico para nuestro día a día.

Andrew Wiles es un matemático de origen inglés que solucionó en 1994 un problema matemático para el cual no se había encontrado solución desde su enunciado, hacía ya 350 años. Se trata del famoso último Teorema de Pierre de Fermat. Para conseguirlo tuvo que prestarle ocho años de dedicación exclusiva durante los cuales utilizó sus multiples inteligencias (y la tenacidad) con el objetivo de resolverlo. Este hecho representó el descubrimiento matemático más importante del siglo XX.

9. Inteligencia espacial: Muévete con destreza en el espacio

Michael Schumacher

Michael Schumacher

La inteligencia espacial consiste en nuestra habilidad para percibir las relaciones entre las formas y los objetos en el espacio que componen nuestro entorno (y el mundo en general). También nos permite interpretar un mapa y orientarnos en el espacio. Como todas las demás, es una inteligencia que puede ser descubierta, analizada y, lo más importante, potenciada.

Un piloto de competición como Michael Shumacher está obligado a utilizar sus increibles dotes en el ámbito de la inteligencia espacial para no morir en el intento de llegar el primero a la meta. Debe procesar (vertiginosa y continuadamente) velocidades, distancias, estado de la superficie de la pista, estado de su vehículo, posiciones de otros vehículos. Ningún ordenador existente (ni futuro) puede tratar tanta información de una forma tan eficiente como él hace. Gracias a su increible inteligencia espacial ha conseguido ganar varios campeonatos mundiales de velocidad.

10. Inteligencia verbal: El poder de tus palabras

William Shakespeare

William Shakespeare

La inteligencia verbal es la que nos permite aprender nuevos idiomas, así como leer y comprender cualquier texto. También nos permite ser creativos utilizando palabras y una combinación de éstas con el objeto de producir nuevos contenidos para la expresión oral y escrita. Es, por tanto, la base para enriquecer la comunicación humana.

Wiliam Shakespeare fue el autor de una multitud de obras literarias y teatrales que han maravillado a generaciones de todas las épocas. Su dominio del vocabulario de la lengua inglesa era extraordinario, gracias a una amplia y voraz capacidad de lectura. Pero sus conocimientos no se centraban tan sólo en lengua, demostró ser un erudito en: política, ciencia, literatura clásica, leyes, latín, francés, deporte, música, historia, matemáticas, filosofía y arte, todo lo cual plasmó en sus obras. Su legado puede considerarse el más singular y brillante de la literatura mundial.

El mayor genio de las multiples inteligencias: Leonardo da Vinci

El gran Leonardo

El gran Leonardo

Hasta ahora hemos revisado cada una de las inteligencias por separado, mostrando un personaje que ejemplifica cada una de ellas de forma especial. Pero está claro que las personas citadas se han caracterizado por sobresalir en varias de ellas. Esto es así porque existe un importantísimo componente sinérgico entre ellas. Es decir, la cooperación entre las diferentes inteligencias permite potenciarlas de forma que se multiplican en lugar de sumarse.

Este hecho es el que permitió a Leonardo da Vinci ser considerado como el mayor genio de las multiples inteligencias. El propio autor de este libro, Tony Buzan, realizó un estudio en el cual concluyó que el gran Leonardo desarrolló cada una de las diez anteriores hasta un grado próximo a la excelencia. No en balde, Leonardo brilló como pocos en variados y diversos ambitos de la Ciencia y el Arte: anatomista, arquitecto, artista, botánico, científico, escritor, escultor, filósofo, ingeniero, inventor, músico, pintor, poeta y urbanista…

Y lo más curioso es que este gran hombre, el mayor genio de la humanidad, logró alcanzar su grado de excelencia partiendo de unos orígenes humildes y basándose principalmente en una formación autodidacta. Por ello, firmaba orgullosamente sus obras como: “Leonardo, el discípulo de la experiencia”.

Además, cuatro de sus famosos principios, fundamentos de la Inteligencia creativa, han iluminado e iluminan (especialmente para este blog, que le debe mucho) nuestro camino hacia el futuro:

1. Potenciar los sentidos
2. Estudiar el Arte de la Ciencia
3. Estudiar la Ciencia del Arte
4. Darse cuenta de que, de alguna manera, todo está relacionado

Conclusión: Usted es más inteligente de lo que cree

Este es, por tanto, un libro que nos invita y nos ayuda a ser más inteligentes de lo que creemos. En cualquier caso, abre un conjunto de expectativas que, en muchos casos, intuíamos pero que toman mayor relieve cuando quedan plasmadas en papel.

Se trata de una obra imprescindible que servirá como medio de transmisión para la polinización y expansión de la genialidad propia de todos los cerebros a lo largo del ancho y amplio mundo.

Los libros son las abejas que llevan el polen de una inteligencia a otra. (James Russell Lowell)

Usted es más inteligente de lo que cree

Usted es más inteligente de lo que cree

votar

La creatividad del Tricicle

El grupo teatral gestual de origen catalán Tricicle formado por Joan Gràcia, Carles Sans y Paco Mir llevan multitud de años repartiendo risas por doquier.

Un test para medir el ingenio

Para mesurar el nivel de imaginación y creatividad de las personas existe un conocido test (de fluidez y redefinición) que consiste en pensar en un objeto cualquiera y listar todos sus (in)imaginables usos en un periodo corto de tiempo.

En general, la mayoría podría listar un número más bien pequeño de usos no habituales para un objeto dado. En el video de arriba, podemos comprobar como estos tres chicos del Tricicle serían capaces de romper cualquier registro de este test, eligiendo como objeto la tapa de un sanitario.

Posiblemente, los componentes del Tricicle ya dispongan de algún conocimiento de ciertas técnicas para estimular la creatividad como el brainstorming (tormenta de ideas). En cualquier caso, un diez para el Tricicle por su excelente humor y por su inacabable ingenio.

El tricicle

El tricicle: Joan, Carles y Paco

El genio, en realidad, significa poco más que la facultad de percibir de un modo inhabitual. (William James)

A %d blogueros les gusta esto: