Archivo del sitio

Nausicaä del Valle del Viento

Nausicaä, recreada por Marc

Nausicaä, recreada por Marc

El recorrido de Nausicaä

Nausicaä, ante Odiseo

Nausicaä, ante Odiseo

Nausicaä tiene sus orígenes en la insondable mitología Griega, más concretamente en la Odisea de Homero. La princesa Nausicaä encuentra a Odiseo en una playa después del naufragio de éste y le ayuda en su camino hacia Ítaca. Por tanto, Nausicaä se convierte en una de las claves para el éxito de Odiseo en su Odisea.

El japonés Hayao Miyazaki se inspira ligeramente en la princesa Griega y en otras fuentes para crear el personaje principal de Nausicaä, versión Manga. Pasado un tiempo, traspasa su obra del papel al celuloide dentro del marco del portentoso Studio Ghibli.

Y llegamos a Nausicaä, el largometraje. Otra obra de Arte de Miyazaki en la cual coloca en el centro del escenario a una nueva heroína. El autor, y es algo palpable en la totalidad de su obra, rinde un (eterno) homenaje al principio femenino. Y la puesta en escena está, como siempre, envuelta en la más exquisita poesía.

Los valores de Hayao Miyazaki

Porque Nausicaä es una princesa que se caracteriza por un brillo especial en sus ojos y en su sonrisa: el brillo de la paz, del respeto, de la comprensión… y del coraje para llevarlos a cabo. Sin el valor para llevarlos a buen puerto, ese brillo no sería del todo igual.

Toda la obra de Miyazaki es un continuo poema y aleccionamiento dedicado a los valores que más urgen a la humanidad: pacifismo, ecología y unidad. Estos valores son el fruto de otras preciadas semillas: alegría, respeto y comprensión. A la fin, amor por todas las cosas.

El autor reitera, una y otra vez, este mensaje a través de su obra. Y se dirige especialmente a los niños (y al niño que todos los adultos deberíamos llevar dentro) porque sabe que ellos son la clave para el futuro. Si no nos damos cuenta de nuestro errores, no podremos torcer el camino. Y cuando iniciemos ese nuevo camino, tendremos que hacerlo todos juntos.

O caminamos todos juntos hacia la paz, o nunca la encontraremos. (Benjamin Franklin)

Si te ha interesado esta entrada, también te puede interesar:

votar

Lisa Simpson: valores de futuro

Lisa Simpson

Lisa, recreada por su mejor fan: Marc

Los Simpson, (¿)una sutil expresión del yin y el yang(?)

El grito de Lisa

Lisa ante la atrocidad del mundo

Si sois seguidores de esta genial serie de televisión, ya os habreis percatado de que en ella, y dentro del nucleo de la familia Simpson, coexisten sutilmente las representaciones de dos principios: el masculino y el femenino.

El principio masculino, representado por Homer y Bart, nos muestra, con demasiada frecuencia, ciertas formas de egoísmo y hedonismo. Ellos, aun siendo encantadores (y tiernos en el fondo, aunque hay que rascar mucho) no dejan de dar muestras de su dejadez, irresponsabilidad, egocentrismo, ingratitud y voracidad. También es cierto que, sin estos atributos, no serían tan graciosos.

En cambio, el principio femenino, representado por Marge y Lisa, nos muestra los opuestos: sensatez, responsabilidad, dedicación y compromiso. Ellas son el contrapunto a sus contrarios, Homer y Bart. Ya sabemos que los opuestos se necesitan para compensarse. Aunque, con frecuencia, el desequilibrio sea desmesurado (y por tanto, divertido…)

Lisa: futuro perfecto

Lisa Simpson, enmarcada dentro del anterior principio femenino, representa un paso más: el principio de una evolución/revolución. Por su forma de ser, Lisa ejemplifica unos dignísimos valores que son fruto de una profunda visión del mundo. Ella podría definirse como:

inteligentemente consciente
conscientemente inteligente
irremediablemente comprometida
lógicamente demócrata (incluso más que el propio partido de su país)
decidadamente ecologista
coherentemente vegetariana
perdidamente idealista
ligeramente budista
obligadamente feminista
valientemente luchadora
– y muchas cosas más que se quedan en el tintero…

Lisa es, de por sí, una parte fundamental del futuro perfecto de la humanidad. Gracias, Lisa Simpson, por darnos, día tras día, una clara lección del camino a seguir. Y si algún día te decides a escribir algún artículo para algún blog, espero consideres aportar tu gran sabiduría a este, tu blog, que tanto te aprecia. Para nosotros, sería un verdadero honor.

Richard Gere y Lisa Simpson

Lisa practicando meditación transcendental

En cada niño y niña nace la humanidad. (Jacinto Benavente)

votar

Persépolis de Marjane Satrapi

Persépolis, el Cómic

Marjane-niña recreada por Marc

En tu vida conocerás muchos tontos. Si te hacen daño, recuerda que es porque son estúpidos. No respondas a su crueldad. No hay nada peor que la amargura y la venganza. Muestra tu dignidad y tu integridad. (Abuela de Marjane Satrapi)

Persépolis, la novela gráfica

Esta obra autobiográfica de Marjane Satrapi es una de aquellas obras que rompe todos los tópicos, a la vez que nos acerca a la realidad (al menos, por mi, ampliamente desconocida) de su pueblo. Persépolis fue la capital de un imperio, el Persa, que, a lo largo de los siglos, ha devenido la actual nación Iraní.

Es una creación divertida y conmovedora, así como una profunda reflexión sobre la historia y el destino del pueblo Persa. Tampoco podemos obviar que es la obra de una mujer que creció en un entorno de privación de sus derechos. Una doble privación: por un régimen político totalitario en contra de cualquier libertad y por un régimen religioso fundamentalista en contra de la libertad de las mujeres en particular.

Por todo ello, Marjane decide finalmente abandonar su país en busca de refugio y sustento para su rebelde genio. Lo que podemos encontrar en esta fantástica novela es todo su periplo explicado con pelos y señales. Una trayectoria vital que abarca su niñez, su adolescencia y parte de su madurez.

A destacar que, revisando el género de la novela gráfica, encontramos una proporción de autoras (en femenino) bastante nimio. No entiendo muy bien porque es así, pero es un hecho. Esperemos que el gran ejemplo que dan creadoras como la propia Marjene anime a un elenco de futuras novelistas que destapen el increíble potencial del género femenino en este Arte.

Marjane Satrapi

Marjane Satrapi

Persépolis, el film

Y para todos aquellos perezosos del género del Cómic existe una exquisita versión cinematográfica de la novela que respeta integramente (siempre con las lógicas limitaciones impuestas por el propio celuloide) el guión de la novela gráfica. Marjane participó activamente en la creación del film, lo que asegura una fidelidad excepcional. Y el resultado es asimismo excepcional.

Persépolis, el film

Persépolis, el film

El viaje de Chihiro

Nada se olvida aunque no puedas recordarlo. (Zeniba, personaje del film)

El viaje de Chihiro es otra obra magna del insigne director Hayao Miyazaki gestada dentro del portentoso Studio Ghibli. Miyazaki (autor asimismo de La Princesa Mononoke) nos vuelve a embelesar con una de sus creaciones más evocadoras y alegóricas.

Un viaje transformador

Todos los viajes contienen un misterioso poder de evocación y transformación. Chihiro, una niña de diez años, se adentra en su viaje con gran temor e inseguridad. Ha perdido a sus padres en el inicio y deberá luchar por no desaparecer y por recuperarlos. En esta lucha tendrá que exigirse lo mejor de sí misma, pero ¿que tiene ella, una criatura débil y mimada? Pues tiene un corazón puro y una gran determinación. Y eso es más que suficiente.

Un viaje también representa un cambio: algo desaparece en tu interior para reaparecer bajo otra forma. Se debe dejar de retener algo tan aferrado como tu propio nombre para crecer. Chihiro lo va aprendiendo tal como avanza en su aventura.

Un mundo evocador

El mundo en el que ha entrado Chihiro es uno donde rige el encantamiento de dos brujas: una avara y otra condescendiente. Un mundo donde los dioses necesitan un baño que les permita arrancarse una podredumbre demasiado enquistada. Un mundo donde solitarios fantasmas devoran la codicia de aquellos que sólo desean riqueza. Un mundo donde un dragón puede ser tu más fiel amigo y aliado.

Este universo, más propio del reino de los sueños que del dominio de la vigilia, es el tablero donde Chihiro jugará su particular partida entre el olvido y el recuerdo. Donde aprende que nada se olvida aunque no puedas recordarlo. Los recuerdos se pueden perder pero algo de ellos subsiste en algún lugar donde el olvido nunca podrá entrar. El viaje de Chihiro siempre habitará en uno de esos rincones.

Chihiro en su viaje, recreada por Marc

Chihiro en su viaje, recreada por Marc

Los viajes son en la juventud una parte de educación y, en la vejez, una parte de experiencia. (Francis Bacon)

La tumba de las luciérnagas

La melancolía es una tristeza, un deseo sin nada de dolor, parecido a la tristeza en la misma medida en que la neblina se parece a la lluvia. (H.W. Longfellow)

La tumba de las luciérnagas es otra obra maestra (y van…) del cine de animación creada por el maravilloso estudio Ghibli. Quizás la más triste de todas pero no por ello exenta de la más extrema belleza.

La historia se sitúa en territorio japonés durante la última fase de la segunda guerra mundial. En esta coyuntura, Seita y Setsuko, hermanos de 14 y 4 años respectivamente, son golpeados por la desgracia. Pierden a su madre en un bombardeo. Por otra parte, no tienen ninguna noticia de su padre, un oficial de la armada japonesa. Piden refugio a una tía. Ésta no los trata como sería de esperar y Seita, orgulloso y sin nadie más a quien poder pedir ayuda, decide buscar un refugio donde sobrevivir por su cuenta, a la espera de la llegada de su padre. El padre nunca llegará. El orgullo y la arrogancia, aun proviniendo del corazón más noble y puro, siempre deben pagar un alto tributo.

Cuando la belleza, la melancolía y la tristeza abrazan con fuerza el corazón, éste siente una punzante opresión. A veces es tan grande que el dolor se hace insoportable. El corazón llora desconsolado y sus lágrimas desbordan todo cauce, acabando por empañar la mirada.

La tumba de las luciérnagas es la máxima expresión de ello: cuando acaba te sientes como inmerso en un paisaje majestuoso rodeado de una neblina fantasmal, justo después de una atroz tormenta, mientras en poniente se oculta un sol que no has podido ver.

La tumba de las luciérnagas: Seita y Setsuko

Seita y Setsuko, recreados por Marc

A %d blogueros les gusta esto: