Archivo del sitio

El centro esencial: Rudolf Steiner

El centro esencial

The farther man moves away from the earth

Cuando a través de la meditación nos elevamos a lo que nos une con el Espíritu, aceleramos algo en nosotros que es eterno y no limitado por el nacimiento y la muerte.

Una vez que hemos experimentado esta parte eterna en nosotros, ya no podemos dudar de su existencia.

La meditación es, por lo tanto, la manera de conocer y contemplar lo eterno, indestructible, el centro esencial de nuestro Ser.
Autor: Rudolf Steiner
Fuente: Sabiduría de los Maestros

Ciertas coincidencias e intuiciones de mi existencia apuntan de forma ostentosa a este hombre/nombre: Rudolf Steiner. Tengo la intuitiva certeza de que en alguna vida anterior debí estar, de alguna forma, relacionado con él. La relación se me escapa. Algún tipo de seguidor, me imagino.

Rudolf Steiner y la antroposofía

Rudolf Steiner

Rudolf Steiner

Rudolf Steiner vivió entre finales del siglo XIX y principios del XX. Fue un gran maestro espiritual (científico, filósofo, pedagogo, artista y místico) y el fundador de la antroposofía, una disciplina definida por el mismo de la siguiente forma:

La antroposofía es un sendero de conocimiento que quisiera conducir lo espiritual en el hombre a lo espiritual en el universo. Pueden ser antropósofos quienes sienten determinadas cuestiones sobre la esencia del hombre y del mundo como una necesidad tan vital como la que se siente cuando tenemos hambre y sed. (Fuente: Wikipedia)

Rudolf Steiner fue uno de esos pocos hombres de la historia de la humanidad capaces de integrar en una única visión una multitud de disciplinas de la sabiduría/espiritualidad del ser humano. Como anteriormente hicieron Aristóteles, Leonardo da Vinci y Goethe. De hecho, se cree que el propio Rudolf Steiner fue una reencarnación de Aristóteles.

Rudolf Steiner y el color

Steiner estimó que la imagen, el color, un arte visual, son una forma esencial de expresión del pensar y de hondas vetas de la intuición. Su ponderación trascendente del color provenía de una reflexión sobre la Teoría del color de Goethe. Y las imágenes coloridas son el modo como Steiner plasmó parte de sus dotes como pedagogo y hechizante conferencista. En multitud de conferencias, recurrió a tizas de variados colores y a la pizarra negra para expresar de una manera sensitiva y visual el ritmo metafísico de su pensar. (Fuente: Las pizarras mágicas de Rudolf Steiner)

Chakras en Reiki

Canales energéticos

Curiosamente(?) los tres personajes nombrados anteriormente (Aristóteles, Leonardo da Vinci y Goethe) nos legaron su inquietud por la imagen, el arte visual… y el color. Asimismo existe lo que se denomina una Teoría del color fundada por Goethe. Esta curiosa conexión entre estos tres personajes y Rudolf Steiner es, al menos, significativa.

Intuyo que los colores son una parte importante en nuestra existencia. Cuando la luz atraviesa un prisma, nos muestra su naturaleza intrínseca de una forma diferente. Un espectro en el cual destacan seis colores: rojo, naranja, amarillo, verde, azul y violeta. Diferentes frecuencias de onda, diferentes niveles energéticos.

Rudolf Steiner y el centro esencial

Rudolf Steiner buscó con perseverancia caminos que nos condujeran al centro esencial de nuestro Ser. Intentó aglomerar y hermanar una gran parte de las tradiciones espirituales de la humanidad. Pero supo con certeza que el camino no lo acabaría él. Todos los caminos de esta índole acaban en épocas futuras. Siempre en transito hacia la próxima época.

En la Ciencia Espiritual trabajamos en el sentido de preparar la próxima época; pues sin la nuestra, tampoco podría haber la próxima época. (Rudolf Steiner)

votar

A %d blogueros les gusta esto: